ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Adrián Beovides, el único niño de su pueblo que admite estar muy bien solo

'La Sexta columna' entrevistó a Adrián, el único niño que vive en su pueblo de Yernes en Asturias
Adrián Beovides en 'La Sexta Columna' | La Sexta

 

La despoblación de algunos pueblos de la geografía española es un hecho indiscutible y en algunos casos preocupante. Hace unas semanas, el programa 'La Sexta columna' se trasladó hasta los municipios de Yernes y Tameza, en Asturias, para dar voz a los pocos habitantes que todavía quedan en la zona.

Sin embargo, aunque la pérdida paulatina de los pueblos debido al envejecimiento de la población es un problema para muchos, no lo es para Adrián Beovides un niño de 13 años que se ha convertido en todo un ídolo en las redes sociales tras sus declaraciones sobre su opinión acerca de ser el único niño del concejo de Yernes.

Adrián, el niño que no quiere que nadie le moleste

Con toda la seriedad que supone un tema tan triste como el abandono de los pueblos, daba comienzo el programa 'La Sexta columna', un programa donde querían dejar constancia de la problemática que existe en algunas zonas de España y que afecta a los que todavía se resisten a abandonar sus pueblos.

Yernes y Tameza son dos concejos de Asturias donde apenas quedan habitantes, entre ellos Adrián, el único niño del pueblo: «Hoy solo queda un niño. Adrián tiene 13 años y limpia su coche. A él no le hace falta compañía» comenzaba presentando el reportero al joven.

Adrián acude al instituto donde sí tiene contacto con más niños | La Sexta

 

Adrián accedió a hablar sobre cómo es su vida siendo el único niño del pueblo. El joven explica que acude al colegio de un municipio más cercano donde sí que cuenta con la compañía de otros niños, no obstante cuando llega a casa confiesa que su mejor amigo es «su perro» y que se dedica a «trabajar y trabajar»: «No juego a nada... Como, cojo el tractor y vamos a tirar el cuchu [estiércol] de mi padre» le explicaba al periodista.

 

 

Viendo que la vida del chaval pasa por estar rodeado de adultos y apenas tener contacto con otros niños, el periodista quiso saber si no echaba de menos que no hubiera más niños en el pueblo que le pudieran hacer compañía, a lo que Adrián respondió con toda la naturalidad del mundo: «Estoy muy a gusto solo, sin que nadie me toque los cojones».

Las redes no tardaron en hacerse eco de las declaraciones de Adrián

Como era de esperar en cuánto Adrián Beovides dejó claro al reportero lo a gusto que se encuentra con su tranquila vida en el campo, las redes encumbraron al joven como un ídolo de masas.

 

 

Adrián no ha sido el único niño que deja con la boca abierta a un reportero

Antes que Adrián hubo otro niño que dejó a la reportera sin palabras cuando le fue a preguntar sobre qué era lo que más le gustaba de la piscina de su pueblo. Su nombre era Álvaro, uno de los habitantes del pequeño pueblo aragonés de Fuentecerrada en la provincia de Teruel.

 

Su respuesta con ciertos toques racistas dejaron a la reportera con la boca abierta intentando camuflar la opinión del joven como buenamente pudo, sin embargo, el video de Álvaro no tardó en hacerse viral.