ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El Tribunal Supremo suspende de forma cautelar la exhumación de Franco

Los jueces de lo contencioso-administrativo lo han acordado por unanimidad
Imagen de archivo de la tumba de Francisco Franco | EFE

 

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha decidido por unanimidad suspender cautelarmente la exhumación de los restos de don Francisco Franco Bahamonde, que debía llevarse a cabo el 10 de junio a las 10 horas.

Según ha informado el Alto Tribunal, el principal argumento de la sección cuarta de lo Contencioso-Administrativo para acceder a las medidas cautelares solicitadas por los nietos del dictador es la de «evitar el perjuicio» que de otra manera se causaría tanto a los recurrentes como «a los intereses públicos encarnados en el Estado y en sus instituciones constitucionales».

Estos, dice la Sala, «se verían gravemente afectados si, exhumados esos restos, se estimara el recurso y fuera preciso devolverlos al lugar en que se hallan».

La decisión ha sido finalmente tomada por Ccinco magistrados del Tribunal Supremo que se habían reunido hoy y han debatido sobre el tema toda la mañana.

Un proceso largo

La decisión del Tribunal Supremo de paralizar cautelarmente la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos prolonga un proceso que arrancó hace un año y que ha atravesado por diferentes vicisitudes, con el Gobierno, la familia Franco y la Iglesia como protagonistas, además del tribunal.

Los pasos dados por el Gobierno para sacar los restos del dictador de la Abadía Benedictina del Valle de los Caídos han tenido una respuesta judicial constante por parte de la familia de Franco y la fundación que lleva su nombre, así como por los propios monjes benedictinos, cuyo prior ha rechazado abiertamente el traslado.

Han sido los recursos planteados por los familiares los que han situado en el ámbito judicial la decisión última de una apuesta que puso en marcha el Gobierno del PSOE para complementar y aplicar la Ley de Memoria Histórica de 2007.

Fue el pasado 15 de marzo cuando el Gobierno fijó fecha a la exhumación, el 10 de junio, y ante la negativa de la familia a proponer alternativa a La Almudena estableció que los restos de Franco fueran trasladados al cementerio de El Pardo; todo ello sin esperar a una decisión del Supremo sobre la suspensión cautelar de la medida.

Más tarde, en el mes de abril, la Fundación Francisco Franco y la familia del dictador piden al Tribunal Supremo que impida los planes del Gobierno para acometer la exhumación, algo que finalmente ha acabado provocando la paralización del proceso.