Pedro Sánchez reconoce a Juan Guaidó como presidente de Venezuela

Este domingo ha finalizado el plazo para que Nicolás Maduro convocase elecciones
España ha reconocido a Juan Guaidó como presidente de Venezuela | ACN

 

Este lunes 4 de febrero, el Gobierno español ha reconocido al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente encargado para que organice la convocatoria de elecciones, ya que este domingo terminó el plazo de ocho días que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había fijado el pasasdo sábado 26 de enero en una comparecencia pública.

Así lo acaba de afirmar en una comparecencia en Moncloa el presidente, en la que ha dejado claro que, tras los 8 días de plazo que España y otros países de la UE dieron a Maduro para convocar elecciones libres, democráticas y transparentes y después de que no el presidente venezolano no lo haya cumplido, España reconoce a Guaidó como presidente encargado.

Sánchez, de manera coordinada con los Gobiernos de Francia, Alemania y Reino Unido, avanzó que España reconocería formalmente a Guaidó si Nicolás Maduro no convocaba elecciones en un plazo de ocho días. Los cuatro países fueron un paso más allá que el conjunto de la Unión Europea, donde las reticencias de varios países impidieron una posición conjunta en ese sentido. Finalmente Francia y Suecia también han reconocido Guaidó como España.

Pedro Sánchez reconoce a Juan Guaidó

El presidente del Gobierno español aseguró: «No buscamos poner o quitar gobiernos en Venezuela, queremos democracia y elecciones libres y transparentes con las garantías necesarias para que un Gobierno represente al pueblo venezolano». Ahora, está por ver cómo se plasma este reconocimiento y en qué se traduce. Sin embargo, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, no respondió este viernes, en el Consejo de Ministros, a la pregunta de si el Ejecutivo aceptará a un nuevo embajador nombrado por Guaidó.

Sánchez ha comparecido tras finalizar el plazo que le habían dado a Maduro para convocar elecciones | ACN

 

En línea con las posiciones expresadas por los gobiernos, España, Francia, Reino Unido y Alemania han reconocido este lunes a Guaidó. Asimismo, Portugal, Polonia, Bélgica y Países Bajos también se habían sumado a este ultimátum. Además, se espera que «otros» finalmente también reconozcan a Guaidó, entre ellos Dinamarca y República Checa.

Maduro responde al ultimátum de Sánchez

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha respondido este domingo al ultimátum que el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, le dio para la convocatoria de elecciones: «Es como si yo obligara a la Unión Europea a reconocer la república de Cataluña».

En una entrevista en La Sexta, Maduro ha acusado a Sánchez de ser «un farsante»: «Debería ser él quien convoque elecciones», ha defendido, para después dirigirse al presidente del Gobierno como al «Papa benefactor de la izquierda mundial».

Nicolás Maduro ha acusado a Pedro Sánchez de ser «un farsante» | Europa Press

 

 Además, Maduro ha acusado a Sánchez de plegarse a la política del presidente estadounidense, Donald Trump, y de «repetir la historia» del expresidente José María Aznar. «Da vergüenza. Está pasando por la derecha a Aznar. Se arrodilla con Trump y tuerce el brazo de Iglesias», ha añadido.

El apoyo a Guaidó de otros países

Otros países de la Unión Europea también se han posicionado respecto a Venezuela. Por ejemplo Austria, uno de los países que rechazó en un primer momento su reconocimiento, cambió de opinión este domingo después de la conversación que mantuvo el canciller, Sebastian Kurz, con Juan Guaidó. 

Por su parte, Italia ha sido el país que se ha mantenido más reacio en la UE a reconocer a Guaidó, aunque Grecia, Chipre y Eslovaquia también mostraron reservas a un reconocimiento explícito, mientras que Luxemburgo ha insistido en la necesidad de sopesar «las consecuencias jurídicas» y Suecia ha descartado un reconocimiento expreso atendiendo al principio de que «se reconocen estados, no personalidades», han explicado varias fuentes diplomáticas.

Suecia planteó a sus socios europeos una fórmula de compromiso para «aceptar el papel de Guaidó en su capacidad institucional como presidente de la Asamblea Nacional para avanzar en los preparativos de elecciones libres y justas», propuesta que únicamente rechazó Italia. De este modo, la alta representante de la UE, Federica Mogherini, dejó en manos de los Estados la cuestión del reconocimiento.