El primer ministro belga asegura que su interlocutor es «el gobierno español, es Madrid»

Además, ha asegurado que «hay una crisis política en España, no en Bélgica»
El primer ministro belga, Charles Michel.
El primer ministro belga, Charles Michel. | Reuters/EP

 

Charles Michel, el primer ministro belga, ha rechazado este miércoles 8 de noviembre una eventual crisis en Bélgica por la presencia en su país de Carles Puigdemont. Michel afirma ante el parlamento belga que «hay una crisis política en España, no en Bélgica».

 

La presencia del político catalán Carles Puigdemont ha provocado diferentes declaraciones de los ministros de la Nueva Alianza Flamenca, favorables a los independentistas, pese a la advertencia del mandatario belga de «no echar leña al fuego». Ahora, la justicia belga debe resolver la petición de entrega a España de Pugidemont y de los otros cuatros consejeros destituidos, y en este sentido, Michel descartó cualquier interferencia en este «asunto judicial, no del gobierno».

 

El primer ministro agregó que «velaré por que no haya interferencia en el principio de independencia de la justicia», para quién Puigdemont será tratado como cualquier otro ciudadano europeo.


Cabe recordar que la primera audiencia está prevista para el 17 de noviembre y que Michael ha sido el único mandatario europeo desde el 1 de octubre que ha llamado al diálogo y condenado la violencia, una posición celebrada por los diputados de la comisión de Interior.

 

Según el mandatario, «una crisis política exige una solución política» y precisó que su interlocutor es «el gobierno español, es Madrid». Cabe recordar que tras la proclamación unilateral de independencia del pasado 27 de octubre, el gobierno de Mariano Rajoy asumió la tutela de la autonomía de Cataluña, hasta las elecciones del próximo 21 de diciembre.