ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Pedro Sánchez quiere la subida del SMI a partir de enero mediante un decreto

El grupo socialista quiere sacar hacia delante la propuesta aún sin contar con los apoyos de sus socios
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez | EspañaDiario

 

La bancada socialista pretende hacer efectiva la subida del SMI (salario mínimo interprofesional) a partir del 1 de enero. Esta afirmación, realizada este viernes durante una comparecencia de prensa en el Palacio de la Moncloa, puede hacerse realidad a pesar de la posibilidad de no contar con los apoyos de los socios del PSOE en la cámara.

Aunque para esa fecha no estuviesen aprobados los Presupuestos Generales del Estado 2019, Pedro Sánchez prevé hacer posible dicha reforma a través de un decreto ley si fuera necesario. De esta manera, aún sin los presupuestos acordados y aprobados por la mayoría de la cámara de los diputados, podría verse reflejada en los sueldos de los trabajadores.

 

El Salario Mínimo ya se incrementó en 2017

Ya en 2017, Mariano Rajoy y su grupo hicieron válida una subida del SMI para que éste pasara a ser de 736 euros mensuales en 14 pagas. El pacto al que habían llegado los socialistas con sus socios de Unidos Podemos y demás grupos fue una subida del 22%, que dejaría el SMI en 900 euros al mes.

La complejidad ante la que se encuentran los diputados del Gobierno es la dificultad de necesitar apoyos para llevar a cabo esta medida. No le pasó así al PP de Mariano Rajoy, pues contaba con la mayoría de apoyos en 2017 gracias a Albert Rivera y Ciudadanos.

 

Decreto ley si es necesario

Con la idea firme de hacer posible dicha subida, Sánchez vinculó dicha medida a los presupuestos de 2019, pero sin el apoyo de Ciudadanos, PP, ERC y PDeCAT esta medida se puede ver seriamente afectada. Más si tenemos en cuenta que la remisión de la propuesta al Congreso va con retraso.

Esta medida se puede interpretar, en el seno del Ejecutivo, como un valor capital para las estrategias socialistas. Es por ello que pretenden desligarla de la negociación en el ámbito presupuestario, que se antoja compleja y de difícil acuerdo a través de «modificaciones presupuestarias».

Por otra parte, si estas medidas, expresadas en público, no llegan a hacerse visibles y tangibles, es posible que el crédito político del Gobierno se vea afectado.