ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El Gobierno propone que los bancos paguen los impuestos de las hipotecas

Pedro Sánchez ha anunciado que proponen cambiar la ley
Pedro Sánchez comparece en el Palacio de la Moncloa para anunciar medidas tras la sentencia del Supremo. | Archivo

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido en el Palacio de la Moncloa para anunciar la intención de reformar, de forma clara, la legislación para que los bancos paguen los impuestos de la hipoteca. El anuncio de Sánchez llega tras la decisión del Tribunal Supremo de dar marcha atrás en su sentencia y decidir que son los clientes los que deben pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

 

Las medidas del Gobierno sobre los impuestos de las hipotecas

Tras la polémica generada por la decisión judicial, el Gobierno ha decidido tomar cartas en el asunto y ha planteado las medidas anunciadas por el Presidente. Con el apoyo de otros partidos políticos, el Gobierno impulsará un cambio en la legislación que obligue a los bancos a pagar dicho impuesto y creará una autoridad independiente que proteja a los clientes.

 

El cambio de la ley sobre las hipotecas no penalizará a la banca de la misma forma que la primera sentencia. En este caso, no va a implicar retroactividad y sólo tendrá efecto sobre las nuevas hipotecas que se firmen y no deberán devolver dinero a los clientes que ya la han contratado. 

 

A través de un Real Decreto Ley promulgado por el Consejo de Ministros, el Gobierno de Sánchez modificará la ley y hará que, a partir de ahora, los bancos paguen los impuestos de Actos Jurídicos Documentados. El Presidente ha afirmado que «nunca más los españoles pagarán ese impuesto». De todas formas, el Congreso de los Diputados deberá ratificar esta modificación, pero Sánchez espera que los partidos apoyen la reforma.

 

Por otra parte, Sánchez ha anunciado que llevarán al Congreso la creación de una «autoridad independiente» con el objetivo de garantizar la protección de los ciudadanos ante potenciales abusos. Otra función de esta nueva autoridad será la de mejorar la capacidad de resolver los conflictos «de carácter financiero»

 

El Consejo de Ministros aplicará cambios en la legislación. | Archivo

 

El «estupor» por la sentencia ha activado las medidas

A primera hora de este miércoles, Adriana Lastra, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, ya ha adelantado  que el Gobierno tiene previsto hacer modificaciones legales tras el «estupor» provocado por la decisión del Tribunal. El revuelo social y la polémica que ha acompañado la sentencia han sido factores claves en la decisión del Gobierno.

 

La vicesecretaria ha afirmado que el Gobierno de Sánchez tomará las decisiones durante el Consejo de Ministros de mañana jueves aunque hoy ya las ha anunciado. Lastra ha apuntado que «respeto las decisiones del poder judicial, como todas, otra cosa es que la comparta. Ahora le toca al poder ejecutivo tomar decisiones y eso es lo que se va a hacer».

 

La polémica decisión del Tribunal Supremo

El pasado 18 de octubre, el Tribunal Supremo dictaminó que los impuestos de las hipotecas debían ir a cargo de las entidades bancarias, no de los clientes. También se sentenció que el pago de estos impuestos tenía carácter retroactivo y, entonces, los bancos debían devolver el dinero a miles de clientes.

 

Sin embargo, el día después, Luis María Díez-Picazo, presidente de la Sala, decidió paralizar los recursos y dejar en suspenso la sentencia para poder estudiar el caso con más tranquilidad. Finalmente, tras 15 horas de debate en dos días, los magistrados han decidido volver a la doctrina anterior, por lo que la banca no deberá pagar dicho impuesto.

 

Una decisión que divide el Tribunal Supremo

De los 31 magistrados del Tribunal Supremo, 28 asistieron al debate para poder dar salida a la sentencia. Tras dos días de deliberaciones, el Pleno de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha decidido, con 15 votos a favor y 13 en contra, que los clientes deben seguir pagando el impuesto de actos jurídicos documentados de las hipotecas.