ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El médico de Eduardo Zaplana cuestiona públicamente si lo que busca la juez es «torturarlo»

Guillermo Sanz ha publicado un mensaje en su cuenta de Twitter con la definición de la palabra ‘tortura’ según la RAE
Imagen de archivo de Eduardo Zaplana. | EFE

 

Guillermo Sanz, jefe de hematología del Hospital La Fe de Valencia, que se ha encargado estos días del tratamiento de Eduardo Zaplana, ha publicado en su cuenta personal de Twitter un mensaje —aunque no es el primero— donde explica según la RAE la definición de la palabra ‘Tortura’.

Por esta razón, el tuit reza lo siguiente: «Grave dolor físico o psicológico infligido a alguien, con métodos y utensilios diversos, con el fin de obtener de él una confesión, o como medio de castigo».

 

 

Seguidamente, tras la definición del diccionario de la RAE, cuestiona: «¿Es esto lo de Eduardo Zaplana?». Una pregunta retórica para hacer referencia a la ‘tortura’ que están haciendo pasar a Eduardo Zaplana en su momento más complicado de salud.

El propio Guillermo Sanz, el pasado 21 de noviembre a través de un escrito a la instructora de la operación Erial, Isabel Rodríguez, advirtió de un riesgo de infección similar al de un niño burbuja, con un gran peligro de muerte.

Además, en el texto en cuestión, aclaraba que la leucemia que está sufriendo Eduardo Zaplana es «una bomba de relojería» que puede «sobrevenirle la muerte de forma súbita e inesperada».

Cabe recordar que Eduardo Zaplana se encuentra en el Hospital de La Fe de Valencia desde el pasado 18 de diciembre. Recordemos que su ingreso se debió a un fuerte e importante deterioro de su salud a causa del trasplante de médula al que se sometió hace tres años atrás a causa de una leucemia.

 

Eduardo Zaplana se encuentra peor que antes. | EP

 

La jueza le mantiene en prisión preventiva

Pero a pesar de su complicada situación y del informe clínico realizado por los médicos del centro hospitalario, la jueza Rodríguez le mantiene en prisión preventiva desde hace siete meses.

Además, según han podido saber fuentes de ‘El Español’, la propia jueza estaría presionando a los médicos encargados de cuidar a Eduardo Zaplana para que le den el alta lo antes posible y pueda volver rápidamente a la cárcel. Pero la juez mantiene su pulso y no se deja torcer.

Tampoco el comunicado que hizo recientemente el propio Eduardo Zaplana le ha servido para salir de la cárcel, y eso que se preguntaba «cuánto tiempo» tenía que permanecer en prisión «para no destruir pruebas».

A todo esto, falta sumarle lo que paso para Nochebuena. El cardenal Antonio Cañizares quiso visitar a Eduardo Zaplana, pero le denegaron el acceso. Dos días antes, la mujer de Zaplana, ya había emitido un comunicado que rezaba lo siguiente: «No sólo está privado de libertad sino, además, incomunicado».

 

Imagen de archivo del Cardenal Antonio Cañizares. | EFE

 

«También hay hospitales en los paraísos fiscales»

Otro curioso dato, fechado el pasado mes de noviembre, la jueza encargada del caso de Eduardo Zaplana sostenía que mantenía «riesgo evidente de fuga ante el anuncio de penas elevadas» a pesar de la leucemia que padece el propio expresidente de la Generalitat Valenciana.

Al respecto, la juez fue muy clara y tajante con sus declaraciones: «hospitales hay en todos los países, incluidos los paraísos fiscales». Mientras tanto, Eduardo Zaplana continua hospitalizado y la juez ha acordado prorrogar al menos hasta finales del mes de enero el secreto de sumario.