Bruselas, en contra de la nueva ley española que permite el 'spam electoral'

Fuentes del Parlamento Europeo han manifestado que es «muy alarmante» y que «no encaja» con el Reglamente europeo
La nueva ley permite conseguir datos de los votantes en redes sociales o páginas web | Agencias

 

El Senado aprobó el martes la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales. En ella se incluye un artículo que permite a los partidos políticos hacer lo que ya se ha denominado como ‘spam electoral’.

Desde la aprobación de esta ley, las agrupaciones políticas pueden, en periodo electoral, buscar datos personales y opiniones políticas de los ciudadanos en sitios como redes sociales o páginas web. Esto les permitirá crear propaganda electoral personalizada y utilizar herramientas como el correo para enviarla.

Frente a esta nueva ley, el Parlamento Europeo ya se ha echado las manos a la cabeza. Aseguran fuentes del mismo que el hecho de poder utilizar datos de los ciudadanos para crear sus perfiles ideológicos «no encaja» con el Reglamento europeo.

 

Europa cree que se vulnera el derecho a la protección de datos

Desde Bruselas ya han querido dejar clara su opinión al respecto, para ellos se trata de un hecho «muy alarmante» que incluso «plantea problemas con respecto al respeto de los derechos fundamentales, como la intimidad, la protección de datos o la libertad de expresión».

Pese a que los defensores de este polémico artículo se escudan en el nuevo Reglamento General de Protección de Datos elaborado por Europa para poder llevarlo a cabo, desde Bruselas se considera que esta nueva norma no tiene «fundamento jurídico».

 

Europa se ha posicionado en contra de esta nueva ley española | EFE

 

Según ‘eldiario.es’, fuentes del Parlamento Europeo han manifestado que «el reglamento europeo de protección de datos no permite la elaboración de perfiles de personas ni la obtención de datos de las redes sociales sin el consentimiento previo de esa persona».

 

Una ley que permite hacer ‘spam electoral’

La ley se aprobó el martes con los votos a favor de PP, PSOE y Ciudadanos. Este hecho supone que los partidos puedan hacer lo que a las empresas se les prohibió hace un tiempo: utilizar datos personales para enviar propaganda personalizada a través de correos y mensajes directos en las redes sociales, o incluso de Whatsapp.

El texto del artículo, el 58 bis, lo deja bien claro: «Los partidos políticos, coaliciones y agrupaciones electorales podrán utilizar datos personales obtenidos en páginas web y otras fuentes de acceso público para la realización de actividades políticas durante el periodo electoral».

De igual forma, en el se manifiesta que «el envío de propaganda electoral por medios electrónicos o sistemas de mensajería y la contratación de propaganda electoral en redes sociales o medios equivalentes no tendrán la consideración de actividad o comunicación comercial».