ANC y Òmnium podrían estar financiando la estancia de Puigdemont en Bruselas

La Guardia Civil ya ha iniciado una investigación para saber la cuantía y dónde se encuentra el dinero
El president Puigdemont i els quatre consellers a Brussel·les
El ex president Puigdemont y los cuatro consellers en Bruselas  | ACN

 

La Guardia Civil ha comenzado una investigación para poder determinar la cuantía y dónde se encuentra el dinero que el ex presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, y parte de su gobierno, está usando para financiar los gastos de su huida fuera de España. Según el periódico 'La Razón', dicho dinero haría semanas que se encontraba fuera de España, incluso antes de que se produjera la fuga, ya que era una de las alternativas contempladas por los separatistas ante la deriva de los hechos que sucedían en Cataluña. Así pues, la Guardia Civil ya investía si el dinero está en una cuenta corriente a nombre de un testaferro o si bien está escondido, en metálico, en algún lugar de Bélgica. 

 

 


Según el medio citado, y salvo que la Justicia resolviera el asunto con brevedad, la previsión es que el proceso de entrega a España de Puigdemont y su equipo pueda durar hasta tres meses, lo que supone unos gastos considerables si tenemos en cuenta que necesitaran, entre otras cosas, alojamiento, abogados, desplazamientos, comunicaciones, protección... Una gran lista que necesita de abundantes fondos económicos. 

 

La Guardia Civil realiza varias líneas de investigación, ya que parece poco plausible que sea un empresario afín, el responsable de pagar el hotel en el que el equipo de Puigdemont se alojó los primeros días, y que se está haciendo cargo de todos los otros gastos. Además, esta persona debe saber que puede estar incurriendo en un delito de colaboración para que unas personas se sustraigan a la acción de la Justicia, con lo que ello conlleva de responsabilidades penales. No obstante, si este fuese el caso, el dinero podría haber salido «disfrazado» con cualquier concepto, de alguna partida presupuestaria destina a incidencias o imprevistos, con lo cual, no se tardaría mucho en dar con esta irregularidad. 

 

 


La otra posibilidad que se contempla, y la más factible, es que el dinero haya salido de las cuentas de Òmnium y ANC, cuyos líderes, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez respectivamente, se encuentran presos en Soto del Real desde el pasado 16 de octubre. Durante los últimos años, ambas entidades han recibido subvenciones o donaciones por parte de la Generalitat o de instituciones gobernadas por los separatistas, que algunas fuentes aseguran que podrían tener unos 20 millones de euros. Si es así, solo era necesario tener la cantidad de dinero preparada y guardada en un lugar adecuado por si el equipo de gobierno catalán tenía que huir de España. 

 

Parece poco probable que los dirigentes hayan metido mano a sus propios ahorros

 

Aunque si fuese así, quien afrontaría en mejores condiciones ese elevado coste sería Puigdemont, quien aseguró tener un patrimonio por valor de 294.000 euros, de los que en sus cuentas solo figuran 14.000 euros, ya que el resto pertenece a una vivienda unifamiliar en Gerona. De los otros cuatro ex consellers, Clara Ponsatí (Educación), es la que declara un patrimonio mayor valorado en 237.675 euros. Lluís Puig (Cultura) posee un total de 89.940 euros. Meritxell Serret (Agricultura) con 25.443 euros en cuentas y 28.867 euros en una vivienda en Lleida. Por último, Toni Comín (Salud), era el conseller «pobre», ya que aseguró no tener bienes inmuebles y unos depósitos bancarios de 44.000 euros. 

 

Aun así, los ex consellers con mayores recursos se encuentran en prisión, entre los que destaca Josep Rull con un total de 919.735 euros, y Oriol Junqueras con 393.784 euros.