Fallece un varón de 23 años tras declararse un incendio en la cocina de su vivienda de Bermeo, Vizkaya

Además, una mujer embarazada, de 34 años, ha resultado herida por inhalación de humo
Imagen de un camión de Bomberos | EspañaDiario.es

 

Un varón, de 23 años de edad, ha fallecido este domingo tras declararse un incendio en la cocina de su vivienda de Bermeo (Vizkaya). Una mujer embarazada, de 34 años, también ha resultado herida por inhalación de humo.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad a Europa Press, el suceso se ha originado sobre las 5.10 horas de este domingo en el primer piso de un edificio de seis alturas situado en el número 12 de la calle Askatasun bidea.

Hasta el lugar se han desplazado agentes de la Ertzaintza, servicios de emergencia y efectivos de bomberos. Al parecer, las llamas se ha originado en una cazuela que estaba calentándose y el fuego se ha expandido a la campana extractora.

En el interior del piso se encontraba únicamente el varón fallecido. Los bomberos han tenido que desalojar a los 30 vecinos del edificio, aunque posteriormente han podido regresar a sus casas.

Una mujer embarazada de 34 años y que vivía en un piso superior ha tenido que ser asimismo atendida por inhalación de humo. Pasadas las 9.15 horas los bomberos continúan en la zona ventilando.

Detenido un asaltante de viviendas con numerosos antecedentes

El juez ha ordenado el ingreso en prisión del individuo detenido por la Ertzaintza este pasado miércoles, 13 de marzo, en Mungia (Vizcaya) por robar en una decena de casas de una urbanizaciónde esta localidad vizcaína, y que sumaba en el último año 34 robos en viviendas en Vizcaya y tres arrestos por ese tipo de asaltos.

En su historial figura, además, otro arresto hace un año por dos robos violentos en Bilbao, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad a Europa Press. El último arresto de este asaltante de viviendas se produjo este pasado miércoles en Mungia, tras colarse en once viviendas de una misma urbanización.

Residentes de la zona alertaron a la Ertzaintza de su presencia en el lugar y varias dotaciones policiales de la Comisaría de Gernika, que forman parte del Plan de Prevención de robos en viviendas establecido en colaboración con las Policías Locales, se desplazaron a esta finca, cubriendo todas las salidas para evitar su huida.

Durante tres horas, agentes del dispositivo trabajaron para interceptar al sospechoso, que en su huida se encaramó a los tejados de varias viviendas, hasta que finalmente se pudo proceder a su arresto.