ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El servicio de Metro Bilbao ha quedado interrumpido durante una hora a causa de un arrollamiento mortal

Los hechos se han producido en la estación de Moyua
Imagen de archivo del metro de Bilbao. | Cedida

 

Este domingo, 14 de octubre, el servicio de Metro Bilbao ha quedado interrumpido durante aproximadamente una hora entre las estaciones de Indautxu y Abando. El motivo ha sido un arrollamiento mortal que se ha producido en la estación de Moyua.

Según han informado fuentes del servicio de Metro Bilbao, pocos minutos antes de las cuatro de la tarde de este mismo domingo, 14 de octubre, se ha producido un arrollamiento mortal en la estación de Moyua.

Rápidamente, desde Metro Bilbao se ha activado el protocolo previsto para poder sacar a la víctima, un hombre que se ha precipitado a las vías del tren por motivos que todavía se desconocen.

Para poder llevar a cabo esta acción, el servicio de Metro Bilbao ha tenido que detener la circulación de trenes durante aproximadamente una hora entre las estaciones de Indautxu y la de Abando.

Según han señalado fuentes de la Ertzaintza, ahora se encargaran de llevar a cabo las diligencias oportunas, así como investigaran el motivo de este trágico suceso.

 

Detenido por amenazar con un cuchillo a una mujer que se negó a alquilarle una habitación en Bilbao

La Ertzaintza ha detenido a un joven de 28 años de edad por amenazar con un cuchillo a una mujer que se negó a alquilarle una habitación de su piso en la ciudad de Bilbao.

Los hechos se produjeron este pasado jueves, 11 de octubre, alrededor de las siete de la mañana, en un piso situado en el barrio de Solokoetxe de la capital vizcaína.

Tal como apunta la propia denuncia, a la hora citada el hombre en cuestión empezó a aporrear de forma continuada la puerta de la vivienda, en la que, con anterioridad, le habían denegado su pretensión de alquilar la habitación.

Durante el incidente, el hombre causó daños en la cadena de cierre de la puerta tras forcejear con la dueña, pero por suerte no consiguió acceder a su interior.

Horas después, la propietaria volvió a su casa, cuando se encontró de nuevo con el hombre dentro del portal, que llevaba una prenda de vestir que la mujer reconoció como propia.

En ese instante, el individuo sacó un cuchillo con el que amenazó a la mujer. Rápidamente, la mujer huyó escaleras arriba y el agresor la siguió. Al llegar a la puerta, que estaba abierta y con daños, al haber sido forzada, la víctima consiguió ayuda de otra persona para cerrarla y evitar que éste pudiera acceder.

Seguidamente, llamaron a la Ertzaintza. Pocos minutos después aparecieron diferentes agentes de protección ciudadana que procedieron a detener al hombre.