Nueva violación en grupo: Amordazan al novio y abusan de ella en el País Vasco

La joven denunció la agresión dos días después de que esta tuviera lugar
La Ertzaintza investiga una presunto agresión sexual en Baracaldo | Cedida

La Ertzaintza ha detenido este jueves a dos hombres como los presuntos autores de una agresión sexual a una mujer el pasado lunes en una vivienda de la localidad vizcaína de Barakaldo, cuyo Ayuntamiento ha anunciado que se presentará como acusación popular en el caso.

Según han informado fuentes del departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, las detenciones se han registrado este jueves después de recibir ayer una denuncia por una presunta agresión sexual ocurrida durante la noche del pasado día 4 en la localidad.

La alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, se ha puesto en contacto con la asociación Clara Campoamor para «ir de la mano» en este procedimiento judicial.

«Esta es la respuesta que los agresores van a tener siempre de este Ayuntamiento en casos como el que hemos conocido esta mañana, porque no podemos tolerar que esto ocurra en nuestra ciudad», ha anunciado Del Campo.

Apoyo a la víctima

La Junta de Portavoces ha aprobado una declaración institucional de apoyo a la mujer agredida, y se ha sumado a la concentración convocada por el movimiento feminista para esta tarde a las 18.00 horas en la Herriko Plaza de Barakaldo.

La alcaldesa ha considerado necesario mostrar la «repugnancia» del Ayuntamiento ante este tipo de agresiones y ha hecho un llamamiento «a los políticos de Madrid que a partir del lunes tienen la obligación de constituirse como gobierno» para que «se pongan como primera tarea la actualización el Código Penal para que este tipo de delitos repugnantes contra las mujeres reciban el castigo que merecen».

«Cualquier agresión sexual a una mujer debe ser considerada como violación. Hay que actuar con mano de hierro contra los violadores y contra los cobardes que no respetan la libertad de las mujeres», ha manifestado.

El centro asesor de la mujer Argitan se ha sumado a la convocatoria de la concentración y ha exigido a las instituciones que pongan en marcha «medidas que garanticen la seguridad de las mujeres» porque «de nada sirven las declaraciones y los propósitos si luego esto no se traduce en políticas que de verdad combatan la violencia».