ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

ALERTA TERRORISTA

Al Qaeda menciona a España en su mensaje de venganza por la matanza de Nueva Zelanda

URGENTE

😱😷 Jorge Javier Vázquez sufrió un ictus

Derrumban en Ondarroa (Vizcaya) un monumento en honor al régimen franquista

El Ayuntamiento ha informado que no reconstruirán el monumento, el cual iba a ser retirado
Imagen del monumento derrumbado | Ayuntamiento de Ondarroa

 

Un grupo de desconocidos ha derribado por la fuerza en las últimas horas un monumento franquista erigido en recuerdo de los marineros del municipio fallecidos durante la Guerra Civil en el hundimiento del barco Baleares en Ondarroa (Vizcaya).

En las imágenes, publicadas en la cuenta de Twitter de Ernai, un grupo de personas utilizan taladros y rotaflex para tirar una cruz que fue levantada en recuerdo de los vecinos del municipio que, integrantes del bando nacional, fallecieron en el barco.

El vídeo está acompañado de un mensaje en la misma red social en el que las juventudes de Sortu afirman que «contra los fascistas, ni un paso atrás». «Somos la generación que vamos a vencer al fascismo. Memoria, dignidad y lucha», han añadido.

La postura del Ayuntamiento

Tras los hechos, el Consistorio ha señalado en un comunicado que la cruz derribada por el grupo de desconocidos no cumplía la Ley de Memoria Histórica y, por ello, «se estaba trabajando» para sustituirla por un «espacio de memoria» en homenaje a los marineros del municipio fallecidos en el mar.

Ante la situación generada, el Ayuntamiento ha decidido paralizar «todos los procedimientos» y ha asegurado que «decidirá junto a los ciudadanos qué hacer en la zona».

El tuit del grupo vasco en español: «Los jóvenes no quieren ver ningún símbolo en el pueblo. Desde aquí y allá, enterraremos al fascismo español en el '36 y hoy, ¡no pasarán por el País Vasco!».

Técnicos del Ayuntamiento han limpiado y precintado esta mañana la zona que se mantendrá así hasta la toma de una decisión, aunque ya se ha anunciado que al tratarse de un monumento que no cumplía la ley de Memoria Histórica «no se reconstruirá».

«El Ayuntamiento estaba trabajando para eliminar definitivamente este símbolo franquista ilegítimo y una vez destruido no tiene ningún sentido volver a construir un monumento que nunca debió estar aquí», ha argumentado el alcalde, Zunbeltz Bedialauneta (EH Bildu).