Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El abogado de 'La Manada': «No eran cinco lobos, simplemente tenía que decir que no»

Agustín Martínez ha defendido la inocencia de sus clientes y ha vuelto a pedir la absolución ante el Supremo
Agustín Martínez, el abogado de 'La Manada' | La Sexta

 

El Tribunal Supremo ha decidido hoy sobre los recursos de las diferentes partes en el proceso judicial contra los cinco miembros de 'La Manada' y ha condenado finalmente a 15 años de prisión por agresión sexual a los 5 jóvenes tras agredir a una joven durante los San Fermines.

Su abogado defensor ha vuelto a defender su inocencia señalando a la víctima y descalificando el relato de los hechos de la primera sentencia. Agustín Martínez Becerra ha afirmado que sus clientes no «ran cinco lobos que iban rodeando a una chica» y que la joven madrileña «simplemente tenía que decir que no».

El letrado ha llegado a asegurar la joven sí quería mantener relaciones sexuales y que «denunció porque le sustrajeron el móvil. Según él, no se produjo «un grito desgarrador» que se pudiera interpretar como «una reacción negativa para que desde la otra parte se entienda claramente». Martínez Becerra reiteraba que «para que sea no, hay que decir no». 

 

No hubo violencia ni amenazas

En su alegato de defensa ha defendido que en ningún momento en el portal se «ejerció ningún tipo de violencia o amenaza». Como mucho asegura que se produjo un «cruce de voluntades, Lo que ocurrió en ese portal en el peor de los casos fue equívoco». 

Los cinco miembros de 'La Manada' junto a su abogado | Telecinco

 

Afirma también que, pese a que hubo relaciones anales, es «absolutamente increíble que se hable de gritos de dolor cuando la denunciante dijo que no sintió dolor». Explia que «los sonidos que se escuchan son gemidos y jadeos», y añade que «extraer dolor de eso es un ejercicio inadmisible».

Ha culpado a la víctima de encabezar «el grupo para buscar un lugar escondido», negando así cualquier intimidación. «Iban de la mano, accedió a mantener relaciones con los cinco», añadía. Ha alegado que entre los jóvenes sevillanos y ella hubo interacción previa, como demuestra la fallida búsqueda de una habitación de hotel. 

La presión mediática ha impedido un juicio justo

Finalmente, ha reiterado que  sus clientes no han tenido «un juicio justo con todas las garantías» porque «la sociedad dictó sentencia» el 8 de julio de 2016, justo un día después de los hechos. 

«¿Se puede dictar una sentencia con esa presión? ¿Alguien ha pensado qué pasaría si esta Sala dictara una sentencia absolutoria?», se ha preguntado, tras lo cual ha pedido a los cinco magistrados del tribunal «una resolución justa por más que pueda considerarse por la opinión pública que no es así».

Comentarios