Trini y Pedro, cosidos a puñaladas por su hijo y su pareja por no pagarles las drogas

Los cuerpos fueron encontrados en la casa del matrimonio, en Murcia, el pasado 13 de octubre
El matrimonio fue encontrado sin vida en el interior de su casa, en Murcia | Cedida

Trinidad Coll y Pedro Pérez fueron hallados muertos el pasado domingo 13 de octubre en su domicilio en Sangonera de la Seca, Murcia. La pareja, de más de ochenta años, fue encontrada con símbolos de haber sido víctimas de un violento ataque, ya que Trini presentaba un gran nombre de puñaladas por todo su cuerpo y Pedro fue degollado. Días más tarde, su hijo Antonio Pérez Coll, de 42 años, y la pareja de este, Santiago Santa, de 32 años, fueron detenidos como presuntos culpables del doble asesinato.

Familiares y amigos de los fallecidos han declarado a ‘El Español’ que el móvil del doble crimen habría sido que Trini y Pedro dejaron de darle dinero a su hijo para drogas. Un amigo íntimo de los difuntos explicaba que «desde que Antonio y Santiago se casaron, no paraban de pedirles dinero: Se lo gastaban todo en droga». «Los llevaba locos pidiéndoles dinero», asegura el mismo testimonio.

Según las mismas fuentes, Antonio estaba muy enamorado de Santiago, natural de Yecla y diez años más joven que él. También aseguran que el joven era muy aficionado a los excesos y llevó por el mismo camino al hijo de Trini y Pedro.

La pareja, en el ojo de mira de los investigadores

La pareja estuvo desde el inicio en el ojo de mira de los investigadores, ya que no había dado señales de vida después de los hechos, hasta el punto que Antonio no se puso en contacto con sus otros dos hermanos Manolo y Pedro. Además, los jóvenes arrastraban una lista de otros delitos como robo de cable de cobre, una oleada de incendios de contenedores, un gato y un coche, además de colocar objetos punzantes, piedras y palés en carreteras para causar diez accidentes de tráfico en Murcia.

Otro dato de interés para los investigadores, es que los dos fueron enviados a prisión por todos estos delitos, pero Antonio incumplió el tercer grado para volver con Santiago. Finalmente, los agentes arrestaron a la pareja el pasado miércoles 16 de octubre en la localidad albaceteña de Caudete como presuntos asesinos de Trinidad Coll y Pedro Pérez.

 

Antonio y su pareja Santiago fueron sospechosos desde el principio por su comportamiento | Cedida

Trini y Pedro siempre cuidaron de Antonio

La propietaria de un conocido restaurante de Lorca explicaba a ‘El Español’ que era amiga de la pareja de ancianos y le dio el primer trabajo a Antonio como camarero, hasta que este empezó a trabajar en otros locales para poder abrir, con la ayuda económica de sus padres, la Cafetería La Embrujada en Sangonera la Seca. Con el tiempo, tuvo que cerrar el local, debido a los rumores de las fiestas con drogas y alcohol que el joven montaba en la cafetería. Fueron sus padres que le ayudaron a pagar a los proveedores y las deudas que había contraído debido a las drogas.

Más adelante, Trini y Pedro consiguieron que Antonio tuviera un empleo como camionero, pero juntamente con su pareja empezaron a delinquir y finalmente, Antonio fue enviado a la cárcel por sus delitos. Todo y los sucesivos intentos de Trini y Pedro para enderezar a su hijo, ayudarlo y salvarlo de una mala vida, finalmente Antonio asesinó, presuntamente, a sus progenitores por dinero.

Comentarios
Jose
Lástima los revienten en la cárcel, hace falta ser muy desgraciados para hacerles eso a unos padres.. putas drogas!!
Aracelly Rodríguez
Cria cuernos y te sacaran los ojos. ???