El 'teniente Jesús', el falso militar que estafó más de 56.000 € a una empresaria de Murcia

Miguel del Duende Valle se hacía pasar por un francotirador
Miguel del Duende Valle estafó más de 56.000 euros a Murcia | Cedida

 

María creyó que había conocido al hombre de sus vidas en su cena de empresa de 2012. Fue entonces cuando conoció a Miguel del Duende Valle, un francotirador y teniente del ejército. Tras un primer café, pronto iniciaron una relación que se alargó dos meses, entre enero y marzo de 2013. En este tiempo, según recoge 'El Español', ella le prestó 56.300, teóricamente para ayudarle con sus problemas económicos.

De un día para otro, él desapareció para realizar misiones secretas en Afganistán. El problema para esta empresaria de Murcia fue cuando intentó contactar con él para recuperar su dinero.  No había ningún teniente con ese nombre el cuartel de Alférez Rojas Navarrete de Alicante, teóricamente su base operaciones

Durante sus primeras semanas de relación nada le hizo sospechar. Los dos mantuvieron varios encuentros en hoteles y hostales de Orihuela. Tampoco dudó de él cuando le pidió 4.000 euros para pagar una deuda de Hacienda, pese a que siempre conducía un Mercedes SLK.  No tardó mucho en pedirles otras cantidades, primero 800, luego 21.500 y finalmente 30.000 más. Su ausencia desde finales de marzo, pero, acabó por preocuparla. 

Se enteró de la verdad tras denunciarlo

Tratando de saber que le podría haber pasado fue a la comisaría de Molina de Segura, llevando la matrícula de uno de sus coches, un Renault Megane. Su sorpresa fue cuando le dijeron que este pertenecía a Jesús Felipe R.O. Quedaba así expuesta la estafa de la que había sido víctima María. 

Jesús Felipe no tenía ninguna vinculación con el ejército. En su currículum, una Formación Profesional de Electricidad y Mecánicas y un trabajo en una empresa de grúas. Además tenía antecedentes por violencia de género.  Seis años después su caso ha llegado a los tribunales. Para él piden cuatro años de prisión y una multa de nueve meses, a razón de 8 euros diarios de cuota por estafa.

Él defiende que la «conocía por Facebook y quedé con ella una sola vez».  Sus fotos vestido de militar asegura que eran practicando airsoft. Además que la «señora María le diera nada». Ella, administrativa en la empresa familiar, tuvo que «darle cuentas a mi padre». Y es que los más de 56.000 euros salieron de diversos recibí, directamente de la caja de la empresa.