ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Los asesinos de Mula antes de disparar a la víctima: «Abra, somos la policía»

Han cometido asaltos en Alcantarilla y en Mula

 

Los investigadores no descartan ninguna hipótesis sobre el móvil del crimen, aunque en principio creen que se trata de un robo | España Diario

 

Este lunes informábamos de que un hombre había muerto en su domicilio de Mula (Murcia) tras recibir varios disparos a quemarropa al abrir la puerta en un intento frustrado de robo. Según las últimas informaciones, la víctima se llamaba Pedro José Cerón Peñalver y recibió dos disparos, uno en el pecho y otro en el hombro.

Pedro José se ha convertido en la primera víctima mortal de una presunta banda de ladrones que actúa en la Región de Murcia. Su modus operandi es hacerse pasar por agentes de policía. ‘El Perete’—como se conocía a Pedro José—falleció en la puerta de su domicilio de Yéchar, cuando esta banda tocó a su puerta alegando ser policías. Eran las 02.30 horas de la madrugada de este lunes, 15 de abril.

Pepi forma parte de la familia del fallecido y ha dicho que: «Han llamado a la casa diciendo que eran policías, por eso mi Pedro José les ha abierto la puerta». «En la casa de mi sobrino estaba su pareja y los dos hijos de ella: el de 16 años dice que encima del coche llevaban un pirulo azul».

Guantes, pasamontañas y escopetas

Estos datos contrastan las informaciones sobre una banda de asaltantes que se mueven por la zona: «Ha habido dos asaltos con arma de fuego en Alcantarilla y Mula, habiéndose producido un tiroteo en Mula. Los autores se hacen pasar por policías y son muy peligrosos», afirman desde la Guardia Civil.

Por lo que se ha podido saber, los asaltantes son tres individuos que utilizan guantes, pasamontañas y escopetas. Conducen un Ford de color blanco, el cual podría haber sido visto en la calle Huerta de Yérchar, calle en la que ha sucedido el asesinato. Según Pepi «los ladrones se marcharon cuando vieron a Pedro José muerto en el suelo».

Los disparos hicieron tanto ruido que varios vecinos se despertaron en mitad de la noche sobresaltados: «Escuchamos mucho follón y a una mujer gritando: ¡se muere, se muere!», comenta Paqui, una vecina cuya casa colinda con la de Pedro José.

Según cuenta, en cuanto se escucharon los disparos la pareja actual de Pedro José llamó al 112 para advertir de la situación. Pese a dar el aviso de alerta sanitaria, no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Paqui ha declarado que «me pareció ver que los ladrones llevaban una sirena en lo alto del coche». Con lo que se confirma el modus operandi de los asaltantes.

Pedro José fuera del trabajo

Los asaltantes se hacen pasar por agentes de seguridad | Espana Diario

 

La Guardia Civil entiende como primera hipótesis el robo, «aunque no se descarta ninguna otra». Los investigadores no descartan ninguna otra hipótesis desde que han descubierto que en la casa que colinda con la de la víctima—no la de Paqui, la del otro costado—había un invernadero de marihuana con aproximadamente 200 plantas de marihuana.

La casa en cuestión, el número 13, era propiedad de una entidad bancaria y estaba cerrada. Pedro José utilizó sus conocimientos del ámbito de la construcción para realizar una entrada a esa vivienda desde su propia vivienda y, supuestamente, crear una plantación de tipo ‘in door’ en dicha vivienda.

Es por esto que no se descarta que se pueda llegar a tratar de un ajuste de cuentas. Josefa, una vecina del barrio, comenta que «Desde hace un par de años había mucho trasiego de coches por aquí». «Empezó con el menudeo y el pasado verano cavó un agujero en el patio de su casa para hacer un búnker donde plantar marihuana, pero tuvo un problema con su exmujer y lo tapó», comenta. La investigación se dirige a que a causa del problema que hizo que dejara el proyecto del búnker, pensara en crear un acceso a la vivienda de al lado.