Detienen a siete hombres que cometían asaltos disfrazados de policías en Murcia

Los hechos ocurrieron en los municipios de Ceutí y Alguazas
Los detenidos usaban material de uso privativo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. | Policía Nacional

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Ceutí y Alguazas a siete integrantes de una banda especializada en el robo de viviendas para sustraer estupefacientes en lo que se conoce en el argot delincuencial como «vuelco de droga», según informó el cuerpo.

Se les acusa de ser presuntos autores del delito de robo con fuerza en casa habitada, de uso de arma de fuego y elementos de disfraz; de robo con fuerza, de usurpación de funciones públicas, de falsificación de documentos, de lesiones, de tenencia ilícita de armas, y del delito contra la salud pública e integración en grupo criminal.

Seis meses siguiéndoles la pista

A mediados del pasado mes de mayo la policía murciana comenzó una investigación tras un robo con violencia e intimidación en casa habitada en Molina, en la que agredieron a los moradores para sustraer su plantación de marihuana.

Previamente los asaltantes habían accedido con fuerza a una vivienda de Totana, en la que además de sustraer diversos objetos, se hicieron con un vehículo de alta gama al que, antes de ir a Molina, cambiaron las placas de matrícula por unas falsas.

Los investigadores localizaron dicho vehículo y a partir de la inspección ocular identificaron a los detenidos, que fueron detenidos en sus domicilios de Ceutí y Alguazas.

De los siete arrestados, cinco son españoles, hay un brasileño y un rumano, y tras su pase a disposición judicial, dos quedaron ingresados en prisión.

Imágenes de los elementos incautados a los siete detenidos en Murcia por robo a viviendas. | Policía Nacional
 

Hallan uniformes y munición que usaban para cometer los asaltos

Con el conocimiento de que los investigados estaban en posesión de armas de fuego y en disposición de hacer uso de ellas con facilidad, los investigadores, junto con agentes del Grupo Operativo Especial de Seguridad, GOES de Valencia, procedieron a la entrada y registro de tales domicilios y de un establecimiento situado en Ceutí.

Estas entradas simultáneas se iniciaron con el arresto de las personas encargadas de las funciones de seguridad de los domicilios. En el salón de uno de los registros, apoyada contra la pared, se halló una escopeta, y la munición se encontraba dispuesta al lado, sobre un mueble, preparada para su rápido uso.

Entre las pertenencias de los siete detenidos se hallaron dos pistolas: una real y otra detonadora junto con diversa munición. Igualmente se intervino el kit para cometer asaltos integrado por vestimentas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, porta-placas, fundas de pistola, lanza destellos, inhibidores, walkie-talkies, balizas gps, pasamontañas, guantes, cinta americana negra y herramientas.

Asimismo, se hallaron anotaciones con dibujos de viviendas, indicaciones de posición de cámaras de seguridad y vehículos que llevaban los moradores.

En la inspección desarrollada en el domicilio de Ceutí se localizó un habitáculo, oculto en el sótano, en cuyo interior se halló una plantación de marihuana con unas 420 plantas.

Por su parte, en el registro efectuado en la vivienda de Alguazas, constituida hasta ese momento como punto de venta de droga, se intervinieron instrumentos para la elaboración de dosis de estupefacientes y más de 14.000 euros en efectivo.