Una joven, detenida en Murcia por inventarse que había sido violada

La chica se había gastado un dinero que le habían dado sus amigos y mintió para justificarlo, denunciando que la habían agredido sexualmente y robado
La chica denunció los supuestos hechos a la Guardia Civil | cedida

 

Una joven de Murcia, concretamente de la localidad de San Javier, ha sido detenida después de inventarse que había sido víctima de una violación con la intención de ocultar que se había gastado el dinero que le habían dado sus amigos para ir a comprar Lotería. La chica, de 22 años, mintió diciendo que había sufrido una agresión sexual en la calle y que el culpable le había robado el dinero.

La joven acudió a dependencias de la Guardia Civil para interponer la correspondiente denuncia, según informa ‘La Opinión’, allí explicó la supuesta violación, pero la cosa se le torció cuando los agentes la requirieron una segunda vez para que les diera más detalles sobre lo ocurrido.

La chica aseguró haber sido asaltada y violada

Según parece, esa madrugada, al salir de trabajar, llevaba con ella un dinero que habían puesto entre varios amigos para comprar lotería. El problema era que se lo había gastado todo en otras cosas por lo que a la joven se le ocurrió fingir haber sido violada y asaltada para justificar el hecho de no tener el dinero.


  • ATENCIÓN: Nuevo servicio de España Diario a sus lectores. Ahora te enviamos las noticias de tu provincia o ciudad, totalmente gratis al móvil. ¡Haz clic aquí y pruébalo!

 

Durante su primera declaración la chica aseguró que cuando pasaba por la puerta de un garaje de un bloque de pisos alguien salió de repente y la atacó, tirándola al suelo y abalanzándose sobre ella. Explicó también que le tocó un pecho y llegó a arrancarle un botón de la camisa y desabrochar algunos más de su pantalón.

La cosa quedó ahí, pero posteriormente los agentes quisieron hablar con ella una segunda vez para intentar obtener más detalles de los hechos y así atrapar al culpable. Fue en esa segunda declaración cuando su historia se desmoronó.

Acabó confesando su mentira

Según ha explicado el medio regional ya citado, la chica no pudo mantener la primera versión que había dado y entró en muchas contradicciones. Finalmente, seguramente debido a la presión, la joven acabó confesando que tal agresión no había existido y que había sido todo una mentira inventada por ella.

Ahora se la acusa de simulación de delito, tras haber sido descubierta y detenida por la Guardia Civil. La pena que se establece en el código penal español es una multa de entre 6 y 12 meses.

Comentarios