La madre cuyo hijo fue asesinado por su padre, al Rey en una carta: «Nadie protegió a mi hijo»

El hombre cometió el parricidio el pasado 25 de julio, durante uno de los permisos para tener a su hijo
El padre del menor, y autor del asesinato, violó varias veces las órdenes de alejamiento | Informativos Telecinco

Laura Hernández perdió a su hijo de 11 años el pasado 25 de julio a manos de su ex pareja y padre del menor. Ambos fueron hallados en el domicilio del padre, el menor apuñalado en el suelo y el padre fue hallado ahorcado en la concina.

El padre del menor tenía una orden de alejamiento por malos tratos de su ex mujer, Laura. Según ha publicado 'Infotmativos Telecinco', al padre no le quitaron el régimen de visitas, por lo que tenía al menor dos horas durante dos días a la semana. Fue en uno de esos permisos cuando cometió el parricidio.

🔴 ¿Te interesa esta noticia? Pincha aquí   para recibir noticias similares gratis en tu móvil

La carta

Ahora, meses después, Laura ha escrito una carta al jefe del Estado, en la que pide que se cambien las leyes para que este tipo de casos no vuelvan a suceder. El medio ‘La Opinión de Murcia’ ha publicado la carta íntegramente:

«Majestad, soy Laura. Usted no me conoce de nada. Soy una mujer, pero sobre todo una madre que le escribe desde el dolor más desgarrador que hay: el de que te asesinen a un hijo. Al mío lo asesinó un monstruo, su propio padre. Le escribo en voz mía, y en voz de otras muchas familias, muchísimas, que están pasando por este infierno; pero, sobre todo, en voz de nuestros niños, ya que ellos no pueden hacerlo.

Le pido a usted, como jefe del Estado, que mire por su pueblo, por su país, y que haga lo que esté en su mano para que la Justicia española cambie: hay leyes que no se cumplen, pero hay leyes que hay que modificar.

No queremos que, cuando maten a un niño, mujer u hombre, le pongan de condena 20 años y a los 10 ya tengan permisos de salida. Nuestros hijos nunca saldrán de donde están...Exijo también que pongan una mayor protección a los niños inocentes cuando se van con sus padres, al estar separados, y haya denuncias de maltrato y órdenes de alejamiento. Que, por favor, los protejan. Al mío nadie lo protegió porque no veían riesgo, no veían que él se había saltado ya una orden de alejamiento y aun así tenía que irse con su padre. ¿A quién tengo que pedir yo responsabilidades?

Majestad, usted es padre. Como padre, piense en sus hijas y en los hijos de los demás.

No sé si llegará a leerme, lo más probable es que no. Pero, quien lo haga, que traslade desde aquí lo que a usted le pido: un cambio de leyes ya. Sin más, me despido de usted. Un saludo desde Murcia»