INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Zara, Mango, Primark o H&M? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

Mascarillas caseras para el cabello: cómo hacerlas

Descubre cómo hacer mascarillas en casa y con ingredientes naturales
Mujer de color entre la maleza
Descubre cómo hacer tus propias mascarillas caseras para el pelo | EspañaDiario

Al igual que nuestra piel, nuestro pelo se encuentra constantemente expuesto a las agresiones externas. Desde la contaminación y la suciedad ambiental, hasta el calor extremo de los secadores y los compuestos químicos de los productos que usamos para su limpieza y cuidado.

Para combatirlos, lo mejor es utilizar productos con ingredientes de origen natural y todavía mejor si los elaboramos nosotros mismos en nuestro hogar. Por ese motivo, a lo largo de este artículo aprenderemos cómo hacer mascarillas caseras para el pelo de forma fácil y con ingredientes naturales.

Por qué utilizar mascarillas caseras y naturales

La función de la mascarilla es cuidar, regenerar y proteger tu cabello tras haber sido expuesto a factores medioambientales, como las altas o bajas temperaturas, así como a la contaminación presente en las grandes ciudades.

Otro de los motivos por los cuales tu pelo necesite un cuidado especial y, consecuentemente, la aplicación de una mascarilla puede ser tras haber pasado por un proceso elaborado en la peluquería o en casa, ya bien haya sido una decoloración total o parcial con mechas, la aplicación de un tinte o de una permanente, o por el uso continuado del secador, las tenacillas o las planchas.

A causa de todos los procesos mencionados, es normal que nuestro cabello pueda verse afectado y pierda la fortaleza, el brillo y la elasticidad natural. Por eso, muchos profesionales del cuidado capilar recomiendan la utilización de una buena mascarilla para el pelo al menos una vez a la semana.

Esta debe ser aplicada de manera correcta, es decir, después de haber lavado y aclarado bien la melena y desde la raíz hacia las puntas, haciendo énfasis en las zonas más dañadas de tu cabello para que pueda hacer todo su efecto. El tiempo que la lleves puesta será clave para que pueda funcionar de forma adecuada y, tras el aclarado, notes los resultados de la misma.

Sin embargo, no todas las mascarillas son iguales. A la hora de buscar la más adecuada para tu tipo de cabello y necesidad capilar es normal que hayas pedido ayuda a los profesionales. Ellos te habrán podido aconsejar cuál es el producto más adecuado acorde con tus necesidades y esta mascarilla habrá podido, seguramente, reparar daños y fortalecer tu cabello, otorgándole el brillo, el volumen o el liso que desees.

Aunque existen muchas mascarillas en el mercado, la mayoría suelen tener un precio bastante elevado y no todas ellas están realizadas con ingredientes naturales.

En la actualidad, cada día son más las personas que se están sumando a la idea de consumir productos naturales, no solamente en la alimentación de todos en la familia, sino también para los productos de belleza. Por lo tanto, muchas de las cremas con componentes químicos son dejadas de lado para dar pie a aquellas que contienen ingredientes cien por cien provenientes de la naturaleza.

No obstante, estos también suelen representar un coste bastante superior a los productos con componentes químicos más económicos del mercado. Por eso, si quieres asegurarte de que estás utilizando un producto completamente natural, del cual conoces el origen de todos sus ingredientes y que te aporte el mayor beneficio para tu cabello, la mejor solución para ti será crear tus propias mascarillas caseras.

Mascarilla casera para cabellos secos

Según la necesidad concreta de tu melena necesitarás un tipo de mascarilla u otra, del mismo modo que no comprarías el mismo producto para tu piel según si la tienes grasa, mixta o seca.

Así pues, el cabello también puede encontrarse de estas maneras, siendo seco si ha pasado por un tinte, una decoloración, una permanente o bien tras el uso continuado del secador o de la plancha o graso de manera natural, incluso habiendo pasado por estos procesos.

En el caso de que tengas el pelo reseco o encrespado, lo más conveniente sería que te hicieses una mascarilla casera con ingredientes grasos, que proporcionarán esa suavidad y brillo natural que tu melena necesita.

Para realizar esta mascarilla casera para el cabello puedes valerte de frutas como el plátano, el aguacate y el aceite de coco. Mezclándolas todas en pequeñas cantidades en un cuenco, deberás chafarlas de manera que quede una pasta uniforme.

Recuerda que el aguacate y el plátano deberán estar bien maduros para que te sea más sencillo mezclarlos y, posteriormente, aplicártelo por todo el cabello. El aceite de coco te ayudará a que sea más fácil de esparcir, por lo que deberás ir añadiéndolo a la mezcla en pequeñas cantidades.

Cuando hayas aplicado todo el producto por el cabello, haciendo mayor énfasis en las puntas que en las raíces, que tienden a ser más grasas, déjalo actuar entre diez y quince minutos y aclara el cabello bien con agua.

Si crees que te quedan restos de la mascarilla casera en el pelo y prefieres darle una limpieza más con jabón, esto no eliminará los efectos que estos ingredientes naturales hayan podido tener sobre tu cabello.

Puedes repetir la acción entre una y dos semanas al mes con tal de conseguir mejores resultados, si ves que esta mascarilla casera natural surge el efecto deseado en tu cabello.

Mascarilla casera para cabellos grasos

En el caso de que tengas el cabello graso o con tendencia a engrasarse con facilidad será más recomendable que utilices otro tipo de mascarilla casera. Para esta puedes valerte de ingredientes naturales como un yogur, el cual puedes mezclar con esencias naturales o bien con rosa mosqueta, para intensificar el cuidado de tu cabello.

Mezcla bien todos los ingredientes en un cuenco, calculando las cantidades necesarias en función de la cantidad de pelo que tengas y de lo largo que sea.

Es esencial que apliques la mínima cantidad posible en las raíces, ya que si tienes tendencia a tener el cabello graso esta zona será la que mayormente pueda verse afectada.

Aplica bien el producto con los dedos en los medios y puntas y deja que haga su efecto entre diez y quince minutos. Una vez haya transcurrido este tiempo, aclárate bien la melena y dale un último toque de limpieza con jabón, si lo deseas.

De esta manera evitarás que pueda llegar a engrasarse con facilidad tras el lavado y no eliminarás el efecto que te haya podido hacer la mascarilla casera con ingredientes naturales que te acabas de aplicar.

A medida que vayas mezclando ingredientes puede que te des cuenta de que unos tienen efectos distintos en tu cabello que otros, por lo que lo bueno de crear tu propia mascarilla casera será que podrás descubrir, poco a poco y pasándolo bien, cuáles funcionan mejor para ti, según tus necesidades y tus gustos, y pueden conseguir que tu cabello se vea más bonito, fuerte, sano y cuidado de manera natural y respetando el medio ambiente.

Otras 8 mascarillas caseras para cabellos

Encontrar el tratamiento adecuado para nuestro problema capilar puede ser todo un lío, por ello aquí te presentamos algunas mascarillas naturales para diferentes tipos de cabello.

1. Papaya

La papaya es una fruta que contiene una gran cantidad de agua, por lo cual es perfecta para hidratar y nutrir el cabello, además contiene betacaroteno que es excelente para combatir la sequedad en el cabello y reparar las partes dañadas, dando brillo y fuerza.

Para prepararla necesitas, dos rebanadas de papaya, miel y aceite de oliva. Corta la papaya en trozos y tritura hasta conseguir un puré, agrega el aceite de oliva y la miel (una o dos cucharadas) y mezcla, para aplicar primero humedece tu cabello y aplica de medios a puntas, deja reposar durante 30 minutos y después enjuaga, lava el cabello, repite una vez por semana.

2. Fresa

La fresa es otra de tus aliadas para darle a tu cabello la hidratación que necesitas, para preparar esta mascarilla, licua 20 fresas con dos cucharadas de miel y dos de aceite de oliva, mezcla bien hasta incorporar perfectamente todos los ingredientes, aplica en el cuero cabello y el resto en las puntas, deja actuar por 30 minutos y retira. Lava tu cabello como de costumbre.

3. Cerveza

Tal y como lo lees, la cerveza tiene propiedades para mantener el cabello sano y nutrido, para usarla solo tienes que comprar o reciclar algún frasco con atomizador y vaciar la cerveza, después rocía por todo tu cabello haciendo énfasis en las puntas, cuando ya esté complemente mojado, coloca un gorro y deja actuar por media hora, después lava tu cabello como siempre.

4. Aceite de Oliva

Como todas sabemos el aceite de oliva es multiusos y uno de ellos es ayudar a reparar el cabello, pero en esta ocasión se aplica caliente, lo único que tienes que hacer es meterlo al microondas por algunos segundos, después aplica en tu cabello primero en las puntas y el resto que quede en tus manos en el cuero cabelludo dando un suave masaje, cubre con un gorro. Se recomienda usar por las noches y retirar en la mañana para que actué mucho mejor.

5. Aceite de Coco

El aceite de coco tiene es un gran aliado de la belleza ya que sirve para casi todo, incluso para el cuidado del cabello, para crear esta mascarilla lo que necesitas es mezclar el aceite de coco con jugo de lima, deja actuar por media hora y retira, se recomienda aplicar dos veces por semana.

6. Vinagre de Manzana

Restaurar el cabello dañado por procesos químicos es la especialidad del vinagre de manzana, además te ayuda a equilibrar el pH del cabello, aporta brillo y eliminar la caspa, para usarlo, solo debes de aplicarlo por todo el cabello con un atomizador y dejar actuar por media hora, después enjuaga y listo.

7. Aceite de Aguacate

Si tu cabello ya está demasiado frágil y dañado, esta mascarilla de aceite de aguacate es perfecta para ti, necesitas mezclar 3 cucharadas de aceite de aguacate con yogur natural deja que actué por media, retira y lava tu cabello como de costumbre, esta mascarilla es perfecta para nutrir de la raíz a la punta, devolviéndole la salud que ha perdido por el uso de tintes.

8. Aceite de Almendras

Para conseguir esta mascarilla, mezcla una cucharada de aceite de almendras, aguacate y una yema de huevo, aplica con el cabello desenredado y seco, envuelve el cabello con plástico de cocina y deja actuar por 30 minutos, después lávalo como de costumbre.