La moda ‘low-cost’ tiene fecha de caducidad: Forever 21 cierra muchas de sus tiendas

Las nuevas generaciones apuestan por una moda de más calidad y más sostenible sin fijarse tanto en el precio
La firma estadounidense se ha declarado oficialmente en bancarrota. | Cedida

 

Muchos han crecido en la era del ‘low-cost’ y han sido testigos de los diferentes sectores que adoptaron esta política: empezó con los restaurantes ‘Fast Food’, que fueron toda una revolución, y ahora existen infinidad de multinacionales que se dedican a la moda a muy bajo precio.

Marcas como Primark, que vende camisetas a un precio medio de 4 euros, vestidos a 10 euros, bambas que no superan 20 euros, entre otros. Pues bien, con la ‘Generación Zeta’ el mundo ‘low-cost’ parece ser que tiene fecha de caducidad

Los jóvenes se decantan cada vez más por prendas de mayor calidad, durabilidad y no se fijan tanto en el precio. Ejemplo de ello es la conocida marca Forever 21, que ha pasado a ser uno de los principales competidores de firmas como H&M o Inditex en Estados Unidos, a estar en bancarrota, según ha informado 'The Wall Street Journal'. 

 

Las firmas ‘low-cost’ pierden clientes debido a la calidad de las prendas

Las marcas ‘low-cost’ están perdiendo clientes y cerrando tiendas debido, en muchas ocasiones, a la calidad del producto que ofrecen. Además la era de Internet y la cada vez más concienciada sociedad con el medio ambiente, han hecho que marcas como Forever 21 se vean en situación de bancarrota. 

La ‘Generación Zeta’ es más consciente del peso ambiental que tiene el sector de la moda, que es responsable de contaminar un 20% de las aguas residuales y es uno de los sectores que más emisiones de carbono emite por la industria textil además de ser el principal en cuanto a uso de materias primas. Sin olvidarnos de la explotación laboral y trabajo forzado que supone tener fábricas  textiles en países del tercer mundo. 

La moda sostenible es la más demandada por la ‘Generación Zeta’ 

Las nuevas generaciones buscan opciones más sostenibles. La compra venta de artículos de segunda mano, ha supuesto toda una revolución en la moda a nivel internacional. Buscan prendas de mayor calidad y más duraderas ya que solo así se puede reducir el consumo textil. Así marcas como Forever 21 cerrará 350 tiendas y pretende cerrar su negocio íntegro en Estados Unidos. Hasta esclarecer las distintas opciones, la empresa ha presentado una solicitud de protección de quiebra. 

Forever 21 no ha sido la única. La firma ‘low-cost’ sueca H&M anunció el cierre de 180 tiendas durante el pasado 2018, después de acumular aproximadamente 4.5 millones de artículos en ‘stock’ sin vender. En cambio, se nota un aumento en aquellas firmas que han apostado por la venta ‘online’ como ha sido el caso de Asos.