Síguenos

Las mejores fotos de meteo en Instagram

Últimos pasos para la declaración final de la COP25

Las diferentes partes trabajan en los textos finales tras las últimas horas de la cumbre del clima celebrada en Madrid
La COP25 está llegando a las últimas horas | Archivo

Las partes que trabajan en el documento final de la cumbre sobre el cambio climático (COP25) estudian desde esta mañana los textos que les han entregado los facilitadores, entre los que se encuentra la ministra española en funciones de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

En declaraciones a los medios, Ribera ha asegurado que «en este momento, los facilitadores hemos llegado hasta donde podíamos llegar y ahora toca alcanzar el consenso o el equilibrio». Este equilibrio debe dejar claro «cuáles son los elementos en los que es imposible llegar a un acuerdo por estar vinculados a otras negociaciones e identificar los puntos en lo que se puede ceder o no», ha subrayado la ministra a horas del cierre de la cumbre.

Tras la clausura oficial de las actividades del pabellón de España en la Zona Azul de la Cumbre del Clima, Ribera ha explicado que «en este momento todo el mundo ha tenido acceso por primera vez a los textos retocados por los facilitadores y las distintas partes están haciendo su evaluación».

La ministra ha subrayado que no es descartable que, una vez escuchadas las opiniones de todos y la Presidencia tenga una conclusión sobre qué temas están maduros y cuáles no lo están, encargue que se siga trabajando en éstos.

Últimas negociaciones

Que se alargue o no la cumbre «va a depender mucho de cómo los países reaccionen en ese plenario», ha matizado Ribera, para agregar: «depende de cómo vayan las consultas bilaterales y los textos, decidirá si trabaja en una nueva versión o considera que son cosas menores y pueden seguir adelante».

«Tanto si hay muchos comentarios de fondo como si hay sólo algunos, el preparar los textos y editarlos lleva horas», ha asegurado la ministra, lo que hace pensar que muy probablemente no sea hasta esta noche cuando, en el mejor de los casos, se pueda llegar a un plenario con las decisiones razonablemente consensuadas.

Uno de los puntos más controvertidos, ha recordado, es cómo garantizar la contabilidad correcta para construir los mercados de carbono globales y para poder saber que las toneladas de CO2 que se computan en los mercados nacionales e internacionales responden a una única realidad y no a una realidad contada dos veces.