Síguenos

Las mejores fotos de meteo en Instagram

Súper borrasca Brendan: Europa en alerta por una ciclogénesis explosiva

La tormenta, proveniente del Atlántico, afectará varios países del oeste del continente, con avisos rojos y naranjas activados. Galicia y Asturias se verán ligeramente afectadas

Parte del oeste de Europa se prepara para recibir en las próximas horas la súper borrasca Brenda. Esta fuerte tormenta se ha intensificado de forma muy acelerada en el Atlántico con una presión muy baja (por debajo de los 1.000 hPa) y todo apunta a que se podría provocar una ciclogénesis explosiva, es decir, con meteorología extrema y graves consecuencias en el día a día de los habitantes.  

Por esta razón, muchos países del oeste del continente han activado las alertas rojas y naranjas ante el fuerte temporal, que provocará muy mala mar en la costa atlántica con olas puntualmente de hasta 10 metros, y vientos huracanados que pueden superar localmente los 120 km/h.

Una de las zonas más afectadas serán las Islas Británicas, manteniendo en alerta roja Irlanda y también muchos avisos de color naranja en Reino Unido. Los días más complicados se prevén, especialmente, entre este lunes y martes, 13 y 14 de enero respectivamente. También la vertiente atlántica de Francia está también en alerta, así como algunas zonas de España.

 

 

Cómo afectará Brendan a España

En cuanto a España, la borrasca pasará bastante de largo, pero no se salvarán zonas de Galicia y de Asturias, donde el tiempo se complicará mucho estas próximas horas. Un frente asociado a esta borrasca golpeará estas zonas con precipitaciones en la costa gallega, mientras que el viento y el fuerte oleaje también se incrementarán.

Por ahora, hay activadas alertas naranjas y amarillas en la costa gallega y asturiana por olas que pueden llegar a alcanzar de los 4 a los 6 metros de altura, mientras que también hay avisos de color amarillo en varias zonas de Galicia y Asturias por rachas que pueden superar los 90 km/h de forma puntual, sobre todo en zonas costeras y elevadas. De cara al miércoles, Brendan abandonará España y ya se situará en latitudes más altas del continente, donde sus efectos pueden ser graves y muy importantes.