URGENTE

⚫️Muere el hermano de 5 años de la niña de 8 fallecida, arrollados por un bus en Estella

LUTO EN EL PERIODISMO

⚫️ Muere Alicia Gómez Montano, exdirectora de 'Informe semanal'

Solsticio de invierno: qué es y cómo nos afecta

Este fenómeno implica que es el día más corto y la noche más larga del año en el hemisferio norte y totalmente al contrario en el hemisferio sur

 

El solsticio de invierno se produce en el día más corto y la noche más larga del año | Archivo

 

El solsticio de invierno se produce cuando la posición del Sol se encuentra en su máxima inclinación respecto a la superficie terrestre. Dependiendo de la correspondencia con el calendario, el evento del solsticio de invierno tiene lugar entre el 20 y el 23 de diciembre todos los años, en el caso del hemisferio norte. A partir del solsticio de invierno, las noches en el hemisferio norte comienzan a acortarse poco a poco hasta el solsticio de verano en junio.

¿Qué ocurre en el solsticio de invierno?

Los rayos del Sol inciden sobre la superficie de la Tierra de manera más oblicua debido a que se encuentra más inclinada y los rayos apenas llegan perpendicularmente. Todo ello es la causa de que haya menos horas de luz solar y se traduce en los días más cortos del año.

 

El solsticio de invierno provoca que haya menos horas de Sol en el hemisferio norte | Archivo

 

Distancias respecto al sol

Tradicionalmente se piensa que en verano hace más calor porque estamos más cerca del Sol y en invierno hace más frío porque nos encontramos más alejados. Pero la realidad es otra.

En los equinoccios de primavera y otoño, la Tierra y el sol están a la misma distancia y en la misma inclinación. Sin embargo, al contrario de lo que se tiene entendido, en invierno la Tierra está más cercana al Sol y se entiende como posición de Perihelio, mientras que en verano está más alejada y se conoce como Afelio, siempre hablando de nuestras latitudes en el hemisferio norte.

Entonces, ¿por qué hace más frío en invierno?

Lo que influye en las temperaturas del planeta es la inclinación con la que los rayos del Sol inciden en él. Durante los meses invernales, nos encontramos más cerca del sol, pero su inclinación es mayor en el hemisferio norte.

Los rayos solares llegan muy inclinados a la superficie terrestre y el día es más corto, por lo que no calientan tanto el aire y hace más frío. En el hemisferio sur ocurre todo lo contrario. Los rayos inciden sobre la superficie terrestre de manera más perpendicular y directa de manera que para ellos, el 21 de diciembre comienza el verano.

 

 

El solsticio de invierno y las tradiciones populares

El solsticio de invierno representa para las viejas tradiciones el triunfo de la luz contra la oscuridad. Esto es así porque a partir del solsticio de invierno, las noches irán acortándose cada vez más y el día vencerá a la noche.

El Stonehenge en Reino Unido

El solsticio de invierno también da lugar a muchas fiestas. El 21 de diciembre se celebraba en Stonehenge (Reino Unido) que el Sol del solsticio de invierno se alinea con las rocas más importantes de este monumento.

La ‘Danza de los voladores’ en Guatemala

Hoy en día en Guatemala, se sigue celebrando el solsticio de invierno a través del ritual de la “Danza de los voladores”. Esta danza consiste en que varias personas giran y bailan alrededor de una estaca.

Monumentos por todo el mundo

También hay otros monumentos históricos en el planeta donde se hacían rituales y celebraciones, entre ellos el círculo de Goseck en Alemania, el Newgrange en Irlanda y en Tulum en México.

La fecha de los solsticios siempre cambia de un año a otro

Las fechas del solsticio de invierno varían, pero siempre son alrededor de los mismos días de un año a otro, entre el 20 y el 23 de diciembre. Esto depende si el año es bisiesto o no y dependiendo de la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol. Cuando la Tierra da una vuelta exacta alrededor del Sol se le conoce como año trópico, pero no siempre es así.

 

Pese a que la Tierra está más cerca del Sol en invierno, en el hemisferio norte hace más frío por la inclinación del planeta | Archivo

 

Las alteraciones del solsticio y cómo influye la acción del hombre

Las variaciones naturales de la órbita terrestre redistribuyen la radiación solar incidente en la superficie terrestre. Este balanceo del planeta, que se produce en el eje de la Tierra, describe una circunferencia imaginaria en el espacio cada 22.000 años.

Estas variaciones del eje de a Tierra han desencadenado importantes disminuciones e incrementos de las concentraciones de gases de efecto invernadero que responden principalmente a las variaciones durante el verano del hemisferio norte.

Una basculación del eje terrestre dura unos 22.000 años. Esto hace que justo en la mitad de este proceso, es decir, cada 11.000 años, haya un solsticio de invierno y/o verano en todo el mundo que es más cálido. Por el contrario, existe otro solsticio que es más frío al cabo de 11.000 años más, cuando se completa este proceso

Parece ser que estamos llegando a este solsticio de invierno más cálido, según los expertos. Aun así, está claro que la temperatura de la Tierra está incrementándose a velocidades mucho más altas de las que debería por esta naturaleza cíclica. Al fin, la causa es conocida por todos y es debido a la gran cantidad de gases que emitimos por la humanidad y que favorecen al calentamiento global.