Prohíben por primera vez el uso de la crema solar por su elevada contaminación

La medida se ha llevado a cabo en la nación pacífica de Palau debido a la grave afectación de este líquido químico en los corales y la vida marina
Es la primera vez que un país prohíbe el uso de la crema solar por su contaminación | Archivo

 

La República de Palau, ubicada en la Micronesia del océano Pacífico, se ha convertido en el primer país del mundo en prohibir el uso de la crema solar por sus consecuencias dañinas en los corales y la vida marina. Esta nueva ley prohíbe el uso de este producto químico siempre y cuando contenga algunos de los 10 ingredientes que la legislación considera nocivos para el medio ambiente, como la oxibenzona o el octinoxato, que absorben la luz ultravioleta del Sol, necesaria para la supervivencia de la vida marina.

De hecho, esta ley se basa en el informe realizado por la Fundación Internacional de Arrecifes de Coral, que afirma que los químicos ahora prohibidos son contaminantes e «increíblemente tóxicos» de cara a las etapas más iniciales de gran parte de las especies vegetales que viven en el mar.

Un precedente para más estados

El archipiélago de Palau ha dado este primer paso ante la reducción de coral en sus costas, consideradas un «paraíso virgen» que atrae cada año a mucha gente que practica el buceo. De hecho, una laguna en la Roca de Palau está catalogada como Patrimonio Mundial de la Unesco. Por esta razón, esta primera ley abre la puerta a que la prohibición se apruebe también en otros países del mundo especialmente vulnerables a nivel medioambiental.

Este es el caso, por ejemplo, de Hawái (Estados Unidos), archipiélago que aprobará la prohibición del uso de cremas solares en todo el estado de cara al año 2021, con la previsión de que más naciones impulsen medidas similares, como las Islas Vírgenes (Estados Unidos) o la isla holandesa de Bonaire, en el Caribe.

Cabe recordar que, en los últimos años, ha disminuido el número de cremas solares que contienen estos productos químicos letales para la vida marina. En este sentido, en 2018 ‘solo’ la mitad de este tipo de cremas y lociones contenían los 10 químicos contemplados en la lista realizada por la Fundación Internacional de Arrecifes de Coral.