Se espera un febrero anormalmente cálido

Este próximo mes vendrá caracterizado por un ambiente primaveral y con lluvias muy escasas en el sur peninsular y abundantes en el Atlántico

El invierno más duro parece que ya ha pasado y este febrero podriamos tener un ambiente atípicamente cálido en general según las previsiones de la NOAA norteamericana. Aunque durante la primera semana de febrero, podriamos tener una ligera bajada de las temperaturas, parece que será un espejismo respecto lo que podriamos sentir tanto al principio, como al final del mes.

Los mapas de la NOAA apuntan que no hay expectativas de nevadas y frío prolongado las próximas cuatro semanas. Parece que el tiempo poco húmedo y más seco dominará nuestro país. Sin embargo, esta predicción siempre puede variar, porque no olvidemos que estos mapas enseñan una dinámica del tiempo a largo plazo y puede que se le escape alguna situación que haga cambiar el panorama completamente.

 

Febrero casi primaveral

La tendencia actual de meses más cálidos y atípicos es global en todo el planeta y, de hecho, cada año la media de las temperaturas sube más en todas partes. Esto comporta que cada vez los inviernos sean menos fríos y parece que este febrero no será una excepción. Los colores rojizos marcan la dinámica al alza de los termómetros, con anomalias de hasta 3ºC por encima de la media mensual en puntos del centro peninsular.

 

La NOAA prevé un febrero anormalmente cálido en todo el continente | NOAA

 

Según los mapas, toda España sufrirá un febrero de 2 a 3ºC más cálido de lo normal, salvo en las Baleares, el nordeste catalán y las Canarias. Sería especialmente cálido en la fachada cantábrica, en Castilla y León, Rioja, Madrid, Aragón, Navarra, La Rioja y Castilla la Mancha. Esta previsión no significa que el frío intenso no nos sacuda, seguramente encontraremos algún frente polar puntual como el que podría llegar a inicios de febrero. Aún así, los modelos de Aemet también indican otras tres semanas de temperaturas más agradables que frías.

 

Precipitaciones muy escasas en el sur, pero abundantes en el Atlántico

La previsión de lluvias para este mes de febrero, donde predominan colores muy rojos y marrones, apuntan a un tiempo muy seco, con muy poca lluvia y también poca nieve, muy al contrario de la imagen invernal que deseamos. En media España se cortará el remonte de las reservas de agua de los pantanos.

Suponemos que esta situación estará condicionada por la llegada de un potente anticiclón las próximas semanas. Sin movimiento atmosférico, las nieblas serán las protagonistas. Los frentes atlánticos rozarán el norte de España y dejarán registros importantes en el noroeste y en el Cantábrico oriental, incluso los colores del mapa son verdosos en Galicia, donde lloverá con ganas.

 

Las lluvias serán abundantes en toda la fachada atlántica este febrero | NOAA

 

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología contradice la de la NOAA porque el modelo europeo predice un mes normal en cuanto a lluvias, incluso más húmedo en la zona norte y oeste peninsular, mientras que deberían dominar aires secos y estables en la zona mediterránea.

 

¿Y en Europa?

En el continente europeo, las temperaturas también serán inusualmente altas este febrero, entre 2 y 4ºC por encima de la media en los casos más elevados. Una situación muy frecuente en estos últimos inviernos. Eso sí, las lluvias se distribuirán de forma más desigual: toda la vertiente atlántica europea recibirá una importante regada, con máximos en las islas británicas, Paises Bajos, el oeste de Escandinavia y en los Alpes. Mientras que vivirán la otra cara de la moneda, con pocas precipitaciones, en toda la cuenca Mediterránea sin excepciones.