El pescado en Navidad, en grave peligro por los fuertes temporales

El mal estado de la mar dificulta mucho la pesca y esto puede repercutir seriamente en la campaña navideña, con menos producto y más caro
El pescado puede peligrar para Navidad debido a los fuertes temporales | EFE

 

El carrusel de fuertes temporales que estamos viviendo estas últimas semanas están poniendo en una situación muy delicada a los pescadores, que ven como su trabajo está siendo muy difícil por el mal estado del mar y la cantidad de producto conseguido se ha visto reducida. Ante esta situación, que no mejora, el sector ya reconoce que el pescado está en peligro ante las fiestas de Navidad, época en que se consume mucho este tipo de alimento.

De este modo, las pescaderías y mayoristas admiten que el mal tiempo pueden repercutir seriamente a la campaña navideña con especial afectación a especies como el besugo, la merluza, los percebes o la centolla. Todos estos pescados se están viendo reducidos y su precio se puede disparar, con el peligro de que alguna mesa se quede sin el plato estrella por Navidad.

Desde la Federación de Detallistas de Productos de la Pesca (Fedepesca) apuntan que los temporales están afectando «severamente» al abastecimiento de pescado y que cuando los pescaderos acuden a sus mercados centrales o lonjas están encontrando algunos precios altos que «comprometen mucho» la rentabilidad de sus negocios. De hecho, los márgenes se están ajustando «al máximo» para «no fallar» a los clientes, subrayan.

 

Los duros temporales de mar hacen muy difícil la pesca estos días | Archivo

 

Precios más caros

Según datos de los precios de la empresa pública Mercasa, los valores están repuntando a la hora de comprar varias especies, especialmente la merluza, el besugo, las gambas y los calamares. En cambio, la lubina y la sardina se mantienen estables, mientras que la gama congelada es incluso más barata en estas fechas.

En Mercamadrid destaca el encarecimiento de la gamba fresca en más de cuatro euros el kilo en los últimos diez días (está ahora a 44,29 euros/kilo) y el de la merluza, también en cuatro euros/kilo (actualmente está a 12,13 €/kg). Sin embargo, en el citado mercado central el besugo se ha abaratado algo más de un euro en esos diez días (está a 47,2 €/kilo) y el langostino no ha variado y ronda los 27,5 euros/kilo.

En Mercabarna, el precio del besugo fresco sube de forma importante y solo en los tres últimos días ha aumentado en cinco euros el kilo hasta los 50 €/kg; el langostino lo ha hecho en +2 euros/kilo en esta semana (28 €/kg en la lonja del viernes 20). En este mercado catalán, la gamba fresca mantiene su elevado precio estos últimos días en los 85 euros/kilo (en los diez últimos días su cotización se ha multiplicado un 40 %).

Perspectivas cambiadas por culpa del mal tiempo

Antes de la llegada de estos duros temporales, los mayoristas preveían precios más bajos que hace un año, bajando un 9% aproximadamente los productos frescos y un 5% los congelados. No obstante, el mal tiempo puede hacer cambiar estas cifras, debido a un producto que se encarecerá.

A día de hoy, parece que el suministro de pescado estaría garantizado en España, pero se teme que el temporal de este fin de semana empeore la situación, con afectaciones especialmente a los precios, que se pueden disparar ante la falta de producto.