Pesadilla para los esquiadores confinados: estaciones cerradas pero con mucha nieve por Semana Santa

Las últimas situaciones borrascosas han traído nevadas en todas las sierras de la península y todas ellas gozan de unos espesores de nieve significativos en todas las estaciones de esquí
El Balneario de Panticosa, en el Pirineo de Huesca, ha estado cerrado e incomunicado por la nieve un par de veces este enero
El Balneario de Panticosa, en el Pirineo de Huesca, ha estado cerrado e incomunicado por la nieve un par de veces este enero | Refugio Casa de Piedra

 

El Pirineo está recibiendo las nevadas previas a la Semana Santa con las que soñaban los esquiadores y los responsables de las diferentes estaciones antes de que se declarase la pandemia de coronavirus. Todas estas instalaciones permanecen cerradas a causa de las medidas de confinamiento, pero quienes residen en la zona han podido captar imágenes del manto que cubre las pistas actualmente y las poblaciones cercanas.

La situación actual, después de una temporada en la que se produjeron nevadas antes del Puente de la Constitución y de Navidad que dejaron cifras de récord en cuanto a visitantes de las estaciones de esquí pirenaicas, hubiese culminado una temporada redonda con un último pico en Semana Santa, pero la campaña se ha visto truncada por la pandemia.

Tras las nevadas, todo el paisaje es blanco y los copos se acumulan sobre las aceras y los vehículos que permanecen estacionados en la calle. En Andorra, la nevada es también considerable y, en la estación de Ordino-Arcalís, perteneciente al dominio Grandvalira, se incrementan los grosores con el paso de las horas. La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha emitido este lunes un aviso por el riesgo de precipitación en forma de nieve acompañada de viento y recomienda extremar las precauciones en carreteras como estas del Pirineo.

Las precipitaciones se han producido en forma de nieve inicialmente sobre la cota de 1000 metros, aunque ha bajado posteriormente hasta los ochocientos, según la Agencia Estatal de Meteorología. En Salardú, a los pies de la estación de Baqueira Beret, un residente, Toti Rosselló, ha confirmado que la nieve que ha caído oscila alrededor de los 15 centímetros de espesor con temperaturas a primera hora de la mañana de -5ºC.

A continuación, os dejamos con un resumen de las imágenes que se han compartido en las redes sociales sobre otros puntos y estaciones de esquí donde también ha nevado a nivel peninsular:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Comentarios

envía el comentario