INVITACIÓN OFICIAL:

Únete al nuevo grupo oficial de Facebook de el Tiempo en España. Fotos, vídeos, previsión... Pincha aquí y únete!

Febrero marcado por Venus: cuándo y cómo observar el planeta

Este mes de febrero podremos observar Venus de manera extraordinaria en el cielo nocturno. Pero también a Mercurio a la primera superluna del 2020

Este mes de febrero Venus brillará muy generosamente tras los atardeceres hasta su ocaso, después de las 22.00 horas. También podremos observar, aunque con algo de dificultad, al pequeño Mercurio.

Venus se encuentra ahora a unos 150 millones de kilómetros de distancia de la Tierra y en estos días de febrero se muestra muy brillante. Durante estos días puede observarse desde el crepúsculo hasta que se acuesta por el oeste, después de las 22.00 (hora peninsular).

Un buen momento para observarlo es justo tras la puesta de sol, cuando su brillo contrasta con los colores del crepúsculo, o entre las 20.00 horas y 21.00 horas, cuando el cielo ya está oscuro pero el planeta permanece relativamente alto sobre el horizonte.

¡También Mercurio…

Por otro lado, los atardeceres de la primera quincena de febrero también serán ideales para observar Mercurio, que permanecerá visible durante más de media hora tras la puesta de sol, por el oeste.

Sin embargo, el brillo de Mercurio es 16 veces menor que el de Venus y el pequeño planeta nunca se levanta demasiado sobre el horizonte, por lo que su observación no resulta tan fácil como la de Venus. Conviene buscar un lugar con horizonte despejado de obstáculos hacia el oeste. Tras localizar a Venus, debemos bajar la mirada hacia la tierra para localizar el discreto fulgor de Mercurio.

 

…y la superluna!

Este mes tendremos la primera de las tres superlunas consecutivas de este año. Será el día 8 de febrero. Las otras dos serán los días 9 de marzo y 7 de abril. Una superluna es cuando la luna llena se encuentra cerca del perigeo de su órbita, el punto más próximo a la Tierra. Es entonces cuando se puede observar ligeramente más grande que de normal.

Las noches son ahora frías y el cielo, cuando está despejado de nubes, adquiere una particular transparencia. Se dan así unas condiciones muy idóneas para las observaciones astronómicas. Conviene pues aprovechar estas noches invernales para levantar la vista al firmamento y disfrutar del espectáculo celeste.

También te puede interesar: Imágenes sorprendentes del pasado de Marte que demuestran que es habitable

Más notícias de la categoria Meteo



Comentarios

envía el comentario