ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El nivel de los pantanos no estaba tan bajo en primavera desde hace 11 años

A pesar de los malos datos por un invierno extremadamente seco, las reservas de agua ganan 175 hm3 esta semana y sube al 57,7% de su capacidad tras las lluvias de inicio de abril
El estado de los embalses es estable esta semana pero no se registraban niveles tan bajos en abril des de 2008 | Europa Press

 

El temporal de lluvia previsto a partir de este Jueves Santo en buena parte del país seguro que hará respirar muchos ríos y pantanos las próximas semanas. Los últimos datos del Ministerio de Transición Ecológica en este sentido son pesimistas, días antes que el cielo riegue generosamente el levante mediterráneo, pero más irregular en la vertiente atlántica y cantábrica.

La reserva hidráulica ha ganado esta semana 175 hm3, lo que representa el 0,3 % del total, y se sitúan en el 57,7% de su capacidad total, según el Ministerio para la Transición Ecológica, que señala que los embalses guardan un total de 32.388 hm3 de agua.

Según datos del Ministerio facilitados a Europa Press hay que remontarse a 2008 para encontrar en esta semana del año un dato de agua embalsada similar o inferior al actual. En concreto, en 2008 la reserva tenía aún menos agua que en el presente, ya que estaba al 50,11%.

Además, la actual semana de 2019 es séptima con menos agua embalsada desde el año 1990, es decir, en casi tres décadas, por detrás de los años 1995, 1993, 1992, 2008 y año 2000. El año pasado por estas mismas fechas la reserva se encontraba al 68,59 % de su capacidad total, es decir once puntos más que en la actualidad.

 

Las reservas más completas de agua siguen en el tercio norte

Como se puede apreciar en la siguiente imagen, los pantanos del norte del país gozan de buenos registros, entre el 60% y el 90%. En el sur, se sitúan en valores ligeramente superiores al 50% como en el Guadiana y Guadalquivir, aunque hay cuencas que presentan mejores datos, pero son muy pequeñas, como la del Tinto, Odiel y Piedras y Guadalete-Barbate.

 

 

El peor estado de los embalses se encuentra en las cuencas del sureste peninsular: Júcar y Segura están al 37,6% y 30,3% respectivamente. Estas semanas pasadas las precipitaciones han afectado considerablemente a la vertiente Atlántica y en menor medida a la vertiente Mediterránea y la máxima se ha registrado en Orense, con 41,4 litros por metro cuadrado.

En lo que va de año hidrológico, que comenzó el pasado 1 de octubre, ha llovido un 14% menos de lo normal, hasta el 9 de abril, según datos de la AEMET, que señalan que en ese periodo ha llovido una media de 360 litros, frente a los 420 litros de valor normal. La sequía de invierno terminó cuando empezó en abril, desde entonces un tren de frentes nos ha afectado con pocos días secos. Este registro puede cambiar más a lo largo de la segunda mitad de esta semana, aunque la lluvia desluzca la Semana Santa.