Multitudinaria manifestación en Australia contra el cambio climático

Más de 20.000 personas han marchado por las calles de Sídney este miércoles, 11 de diciembre. La ciudad vive niveles muy altos de polución por los incendios

Imagen de la manifestación en Australia
Imagen de la manifestación en Australia | Twitter

Más de 20.000 personas, según la organización, se han manifestado este miércoles, 11 de diciembre, en una multitudinaria marcha por las calles del centro de Sídney (Australia) para pedir al gobierno australiano que impulse urgentemente medidas para frenar el cambio climático. La policía ha rebajado las cifras de participación a las 15.000 personas. La protesta no es casual, y es que la ciudad registra estos días niveles muy elevados de contaminación debido a los graves incendios forestales que aportan nubes de humo muy extensas. 

I es que la situación en la ciudad australiana es bastante límite, ya que está envuelta de una nube tóxica debido a los cerca de 100 fuegos que azotan sin control el este del país y que está causando un terrible impacto ecológico. Una de las especies más amenazada es el koala, que ha visto reducido a cenizas gran parte de su hábitat.

La ciudadanía pide cambios urgentes

Ante esta grave situación que traviesa el país, muchos habitantes están enfadados con el gobierno nacional porque consideran que se mantiene «en silencio» mientras el país arde y la contaminación se ve agraviada por el cambio climático. «El país está en llamas y la respuesta de los políticos es patética», expresaba en la manifestación Samuel Wilkie, asistente a la protesta de 26 años.

«Nuestro gobierno no hace nada al respecto», se queja Zara Zoe, de 29 años y participante también en la manifestación. En este sentido, el firme defensor de la minería australiana y primer ministro del país, Scott Morrison, está esquivando bastante pronunciarse al respecto, mientras sanidad afirma que hay muchas personas con síntomas leves de contaminación, con especial afectación a los asmáticos y pacientes con enfisema o anginas de pecho.  

Una ciudad rodeada de humo tóxico

La situación de contaminación es tan grave en Sídney que la semana pasada los hospitales principales de la ciudad registraron un aumento del 25% en las visitas de urgencias. Asimismo, el martes el humó activó las alarmas de detectores de incendios y esto obligó a evacuar numerosos edificios. También muchos alumnos tuvieron que quedar confinados a la hora del recreo. 

Según los expertos, los incendios devastadores, muy típicos en verano en Australia, han empezado muy pronto este año debido a la larga sequía y al calentamiento global, cosa que hace prever un verano muy complicado en el país más grande de Oceanía.


Comentarios

envía el comentario