INVITACIÓN OFICIAL:

Únete al nuevo grupo oficial de Facebook de el Tiempo en España. Fotos, vídeos, previsión... Pincha aquí y únete!

Triste aniversario en Japón marcado por el Coronavirus: 9 años del catastrófico tsunami

El 11 de marzo de 2011 un terremoto causó un tsunami muy destructivo con miles de muertos que derivó en una crisis nuclear
Imagen de dos mujeres recordando a los fallecidos en el tsunami de Japón
Los actos de recuerdo de los fallecidos por el tsunami en Japón, marcados por el Coronavirus | efe

 

Era el 11 de marzo de 2011 cuando, por la mañana hora española, las noticias que llegaban desde Japón hacían poner los pelos de punta a todo el mundo. Un fuerte terremoto de magnitud 9 a la escala de Richter hacía temblar con mucha intensidad el noreste del país, pero lo peor llegaría después.

El seísmo provocaba un catastrófico tsunami que sembró el caos con una elevada destrucción y llegando a causar 18.000 muertos y muchos desaparecidos, derivando en una crisis nuclear en la central de Fukushima. 9 años después de la tragedia, los japoneses homenajean a las víctimas, pero los actos están claramente marcados por la crisis del Coronavirus.

 

 

Actos marcados por el Coronavirus

Las medidas excepcionales aplicadas por el gobierno nipón para contener la propagación del virus han marcado este 11 de marzo. La ceremonia estatal que cada año se venía celebrando en el Teatro Nacional de Tokio, con la participación de las principales autoridades niponas, supervivientes y allegados de los fallecidos, ha sido cancelada en línea con la recomendación del gobierno de evitar todo acto multitudinario hasta finales de mes.

En su lugar, el primer ministro nipón, Shinzo Abe, presidió un acto en su residencia oficial a las 14.46 hora local (05.46 GMT), la hora exacta en que se produjo el terremoto de magnitud 9,0 que sacudió la costa este de Japón, y que generó un tsunami de hasta 20 metros de altura en algunos puntos del litoral.

«Nos vimos obligados a organizar la ceremonia de esta manera ya que estamos en el momento crucial para poder prevenir la extensión de contagios de coronavirus», dijo Abe tras guardar un minuto de silencio por las víctimas de la catástrofe.

El primer ministro nipón también expresó su confianza en que la organización de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 «sirva para enseñar al mundo el estado de reconstrucción de las zonas afectadas», durante el discurso ofrecido ante un escaso número de asistentes y retransmitido por la cadena estatal NHK.

 

 

Minuto de silencio en la zona

Pese a las grandes restricciones, el minuto de silencio se ha podido llevar a cabo en la ‘zona 0’ de la catástrofe, con la participación de las autoridades locales de Fukushima, Iwate y Miyagi, las prefecturas más castigadas por el tsunami. Otras zonas del país se han sumado a los actos. Asimismo, los gobiernos regionales han habilitado zonas para rendir homenaje a los fallecidos, mientras que la costa este nipona también ha recibido la visita de familiares de víctimas.

 

La crisis nuclear, el peor legado

En el caso de Fukushima, la devastación del tsunami fue seguida de un desastre nuclear que obligó a la evacuación de localidades enteras, y que todavía mantiene a 48.000 personas sin regresar a sus hogares.

Esta prefectura nipona que continúa en proceso de reconstrucción y descontaminación radiactiva ha sido elegida por la organización de los JJOO de Tokio 2020 como punto de partida en Japón para el relevo de la llama olímpica, que tendrá lugar el próximo 26 de marzo.

No obstante, las autoridades niponas también estudian celebrar a escala reducida ese evento, para el que estaba previsto la participación de centenares de atletas, además de la asistencia masiva de público.

El gobierno ha pedido cancelar durante este mes los eventos culturales y deportivos que conlleven asistencia multitudinaria, además de recomendar el cierre de todos los centros escolares del país como parte de su estrategia para contener la propagación del nuevo coronavirus.

Más notícias de la categoria Meteo



Comentarios

envía el comentario