ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Japón alarga las vacaciones escolares por la ola de calor

La medida afecta a más del 50% de las escuelas del país nipón con la previsión de que las temperaturas rocen los 40º
La ola de calor ha hecho alargar las vacaciones escolares | EFE

 

Japón vive este verano unas de las peores olas de calor de su historia que están complicando el día a día de sus habitantes. Ante la excepcionalidad de la situación, el Ministerio de Educación nipón ha instado a las escuelas de primaria y secundaria del sur del país a alargar una semana las vacaciones escolares, ya que se prevén temperaturas de alrededor de 40º.

Las clases tendrían que haber comenzado este pasado lunes, 27 de agosto, pero con la enésima ola de calor que sufre estos días el país, un total de 90 escuelas de seis ciudades del sur del país, que representan poco más del 50% de los centros nipones, han pospuesto el inicio del curso hasta el próximo lunes 3 de septiembre.

Poco preparados para tanto calor

La ola de calor está haciendo muy difícil el día a día en Japón | EFE

 

Muchas de las instalaciones escolares de Japón no están preparadas para afrontar temperaturas tan extremadamente altas, ya que este 50% de centros no cuentan con aire acondicionado, lo que aumenta el riesgo de golpes de calor entre los niños.

Sólo en la ciudad de Nakama, en el sur del país, 10 escuelas han aplazado la apertura del curso, aunque el ayuntamiento instaló aires condiciones hace años. Además, también se han adoptado medidas como acortar los horarios en algunos centros, mientras que en algunas escuelas donde sí hay aire acondicionado se mantiene el calendario escolar previsto para facilitar la vida laboral a los padres.

Una ola de calor mortal

El calor más intenso se vivirá esta semana en el sur del país, donde se pueden llegar a rozar los 40º. Una situación que llega después de que el pasado mes de julio el país nipón ya viviera otra ola de calor que fue mortal y de récord.

En aquella ocasión, las temperaturas batieron todos los récords superando los 40º, dejando un rastro desolador de hasta 65 personas muertas, entre ellas un niño de 6 años que participaba en una excursión al aire libre y sufrió una insolación