Una cámara graba ‘in fraganti’ como una zarigüeya desparasita las garrapatas de un ciervo

Se trata de una relación de simbiosis entre las dos especies que sucedió hace unos meses en Vermont, Estados Unidos, y se ha hecho viral en las redes sociales

Una zarigüeya desparasita un ciervo
Una zarigüeya se come las garrapatas de la cabeza de un ciervo | FACEBOOK/ VERMONT WILDLIFE COALITION

Una cámara de visión nocturna que usan para conocer comportamientos de la vida salvaje grabó hace varios meses una imagen insólita: una zarigüeya ayuda a un ciervo con las garrapatas de su cabeza. Esta foto se ha extendido por el mundo de forma viral y demuestra, según algunos expertos, que es posible una relación de simbiosis perfecta entre dos animales de diferentes tamaños y origen, y por otro lado que las zarigüeyas no son simples roedores propagadores de enfermedades.

 

Según informa Europa Press, un grupo de voluntarios y organizaciones medioambientales de Vermont, Estados Unidos, conocido como Vermont Wildlife Coalition, compartió la imagen en Facebook con el propósito de dar a conocer la importante labor de las zarigüeyas, unos seres con mala fama y mucho rechazo.

El mamífero limpiador de la naturaleza

una zarigüeya en una rama
Las zarigüeyas no son tan repugnantes como algunos piensan | Wikipedia

El grupo protector de especies silvestres señala que las zarigüeyas tienen un papel importantísimo en control de plagas y enfermedades que se propagan mediante las garrapatas, como el mal de Lyme. 

Esta ‘rata’ puede comer hasta 5.000 garrapatas en un tiempo de 2 y 3 meses, y son resistentes a enfermedades como la rabia debido su temperatura corporal. Son limpiadores de la naturaleza nocturnos, su función en el mundo es controlar plagas de ratones, serpientes, babosas y otros animales. Tienen fama de sucias y repugnantes, seguramente para ahuyentar sus depredadores.

Pero, no hay que olvidar que son animales salvajes, que a menudo portan pulgas, parásitos e incluso enfermedades, recuerdan los expertos. Por lo tanto, es mejor no acercarse a ellas y no molestarlas.


Comentarios

envía el comentario