ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un hongo podría acabar con la peligrosa procesionaria del pino

Esta oruga provoca picores y erupciones en la piel de muchas personas, sobre todo a los alérgicos. Ahora, el hongo Cordyceps militaris podría controlar esta gran plaga
Las orugas procesionarias se encuentran por toda España | Archivo

 

Seguro que mucha gente, cuando sale a hacer deporte o a pasear por los bosques, ve muy a menudo esas bolas de tela blanca en los pinos. Se trata de los nidos de la oruga procesionaria, una especie que es una auténtica plaga por toda España y que provoca picores y erupciones a muchas personas, especialmente a los alérgicos. Una situación que se podría acabar gracias a un estudio que determina que un hongo controlaría y acabaría con esta plaga.

Su nombre es Cordyceps militaris y es un hongo que es capaz de controlar de forma eficaz la plaga de procesionaria de pino. Así lo indica un estudio de la Cátedra de Micología de la Escuela de Ingenierías Agrarias del Campus de la Universidad de Valladolid (UVA).

Esta plaga afecta ya gran parte del estado, sobre todo por culpa del incremento del calor, las sequías y la prohibición de tratamientos fitosanitarios de control de la procesionaria. Centenares de miles de hectáreas de pino sufren esta situación por todo el país.

Los niños y las mascotas son especialmente vulnerables a esta oruga, porque provoca efectos muy peligrosos que, incluso, pueden provocar la muerte. A la mayoría de la población, el contacto con los pelos que desprenden las procesionarias provoca picores y erupciones de piel.

 

Las orugas provocan fuertes picores e irritaciones | Edgar López

 

El hongo puede acabar con el 80% de las orugas

Según el estudio, este hongo, localizado en la comarca del Cerrato en Palencia, puede llegar a eliminar el 80% de las orugas procesionarias, aunque el resultado final puede acabar siendo efectivo hasta un 100%. Según el director de la Cátedra, Juan Andrés Oria de Rueda, este tratamiento es «eficaz» a nivel biológico y «totalmente inofensivo».

Su aplicación se haría a partir de la polvorización de una solución líquida con esporas. El tratamiento es totalmente natural y evita utilizar productos químicos agresivos con el medio ambiente y las personas.