Holanda, obligada a reducir un 25% las emisiones de gases en 2020

El Tribunal Supremo ha dictado sentencia asegurando que el cambio climático pone en riesgo el «derecho a la vida y el bienestar de los ciudadanos»
La justicia obliga a Holanda a reducir las emisiones de gases | Archivo

 

Holanda tendrá que reducir finalmente un 25% los gases de efecto invernadero. Así lo ha sentenciado el Tribunal Supremo del país, que se ha basado en los artículos de la Convención Europea de Derechos Humanos que establece que el cambio climático puede poner en riesgo el «derecho a la vida y el bienestar de los habitantes holandeses».

De este modo, la justicia descarta el último recurso de los abogados del estado después que en 2018 un tribunal diera la razón a la plataforma ciudadana ‘Urgenda’, que ratificaba una sentencia de 2015 en este sentido. Finalmente, Holanda tendrá que reducir a finales del 2020 un 25% las emisiones registradas desde 1990.

La «responsabilidad» de un país

Ante los argumentos de los abogados estatales que alegaban que Holanda no se puede responsabilizar de un problema global, el tribunal ha sentenciado que esta razón «no puede liberar a un país de su responsabilidad a la hora de tomar medidas». La sentencia es firme e inapelable, ya que el Supremo es la última instancia judicial.

No obstante, Holanda ya redujo el año pasado un 15% las emisiones y el año que viene se prevé alcanzar el 20 o 21%, acercándose al 25% exigido por la justicia. Se trata de uno de los estados más contaminados de Europa por su actividad industrial y el puerto de Rotterdam, el más importante de Europa.

Una sentencia muy celebrada por los ecologistas

Por su parte, los ecologistas han celebrado la sentencia, y 150 de ellos acudieron al Tribunal Supremo para escuchar el veredicto entre aplausos y gritos de mucha alegría. La joven activista sueca Greta Thunberg también se ha pronunciado sobre este tema, calificando esta decisión judicial como «la más importante hasta ahora» sobre el cambio climático».