Hallan en Alicante un envase de plástico de yogur de 1976 en perfecto estado

Una activista de Greenpeace encontró el recipiente en una playa de Denia, demostrando el grave problema de los plásticos, que tardan centenares de años en descomponerse
Imagen de un envase de yogur de 1976 hallado en una playa de Denia (Alicante) en 2020
Imagen del envase de yogur hallado en una playa de Denia | Maite Mompó

 

Los plásticos son una grave amenaza para el medio ambiente y los ecosistemas, haciendo urgente una redirección del uso y producción de este material altamente contaminante. El principal problema de este material es que tarda muchos años, centenares, en desintegrarse. Muestra de ello es el hallazgo que una activista de Greenpeace hizo el pasado día 2 de enero una playa de Alicante.

En concreto, Maite Mompó encontró en la playa de Les Deveses del municipio de Denia un envase de plástico de yogur de 1976 en perfecto estado traído por el mar hasta la arena. Un hallazgo que se llevó a cabo en el marco de una recogida de basura de la playa. La misma activista publicó en su canal de ‘Youtube’ la sorprendente historia con la finalidad de concienciar a la ciudadanía:

 

 

En el mismo video se puede ver y escuchar de la voz de la misma Mompó que el envase forma parte de la marca ‘Yoplait’, que fue proveedora oficial de las olimpiadas de Montreal de 1976 y que paró sus vendas en España en 2001. Esto demuestra la resistencia del plástico, que puede perdurar intacto durante muchísimos años pese a las inclemencias meteorológicas y resistir al agua y corrientes marinas.

El plástico puede tardar 400 años o más en descomponerse

El envase hallado está prácticamente intacto y se parece a los que usamos actualmente para los yogures, cosa que demuestra que aún hay mucho trabajo por hacer para revertir la situación. Y es que se calcula que un envase de este tipo tarda unos 400 años en descomponerse del todo, mientras que una botella de plástico lo hace en 500.

En total, se calcula que cada segundo los humanos arrojamos 200 kilos de plástico al mar, mientras que desde 1950, cuando este material se empezó a producir a escala mundial, se han generado más de 8.300 millones de toneladas de plásticos, equivalentes a un millón de torres Eiffel de París. El problema es que la mayoría de estos materiales acaban quedando en desuso y arrojados a los océanos, con el grave problema medioambiental que esto conlleva.

  • También te puede interesar: Contaminación plásticos: un gusano come-plásticos podría ser la solución


Comentarios

envía el comentario