Importante hallazgo de un planeta parecido a la Tierra a 100 años luz

El observatorio espacial TESS de la NASA ha localizado el nuevo elemento que cuenta con similitudes destacables con el globo terráqueo
Imagen ilustrativa del planeta TOI 700 d parecido a la Tierra
Imagen ilustrativa del nuevo planeta hallado TOI 700 d | NASA

 

El observatorio espacial TESS de la NASA ha podido localizar su primer planeta que se parece a la Tierra, con un tamaño muy parecido y ubicado en la zona habitable de su estrella, el rango de distancias compatible con agua líquida en superficie. El nuevo elemento se llama TOI 700 d, y ha sido localizado por el Telescopio Espacial Spitzer de la agencia norteamericana a unos 100 años luz de distancia. Se esperan nuevas observaciones para mejorar su estudio.

El nuevo planeta es uno de los pocos hallados a lo largo del universo que cuenta con características de habitabilidad similares a las de la Tierra y con tamaños también parecidos. Entre los otros encuentros de planetas, destacan los realizados en el sistema TRAPPIST-1 y los llevados a cabo por el telescopio espacial Kepler de la NASA.

 

 

Un planeta a una distancia inalcanzable

El nuevo planeta se encuentra dentro del sistema de la estrella M pequeña TOI 700, situada a unos 100 años luz de la Tierra y, por tanto, es una distancia totalmente inalcanzable con la tecnología actual. Sus dimensiones son más pequeñas que nuestro sistema solar, ya que esta estrella tiene solamente el 40% de la masa y tamaño del Sol y cerca de la mitad de su temperatura superficial.

Inicialmente, se consideró que esta estrella era la que más se parecía a nuestro Sol de todas las que se habían descubierto hasta ahora, pero varios estudios posteriores descartaron este extremo.  

Dentro del sistema de esta estrella, el nuevo planeta es el más interno de su sistema, siendo casi exactamente del tamaño de la Tierra, es probablemente rocoso y completa una órbita cada 10 días. El planeta central, TOI 700 c, es 2,6 veces más grande que la Tierra, entre los tamaños de la Tierra y Neptuno, orbita cada 16 días y es probable que sea un mundo dominado por los gases.

Debido a que TOI 700 es brillante, cercano y no muestra signos de destellos estelares, el sistema es un candidato ideal para mediciones de masa precisas por parte de los observatorios terrestres actuales. Estas mediciones podrían confirmar las estimaciones de los científicos de que los planetas interior y exterior son rocosos y que el planeta central está hecho de gas.



Comentarios

envía el comentario