ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Las especies exóticas son la principal causa de las extinciones globales recientes

Las especies invasoras son el principal detonante de las extinciones tanto en animales como en plantas, y expertos de la Universidad de Londres aconsejan medidas para controlarlas o incluso erradicarlas
Se ha comprobado que las especies invasoras son la principal causa de extinción actual de animales y plantas | P KRILLOW

 

Nuestro país está plagado de animales y plantas exóticas o invasoras, aquellas que no son endémicas de un lugar particular, que llegaron aquí para adornar fincas o mostrarse en zoológicos, pero después por muchos motivos han conseguido dispersarse por el territorio. Ponen en riesgo la fauna y flora original de nuestro ecosistema y según los científicos de la Universidad de Londres, son la «principal causa» de las extinciones globales.

Los investigadores de esta conclusión, publicada en la revista ‘Frontiers in Ecology and the Environment’, analizaron la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN de 2017 y descubrieron que las especies introducidas han provocado la desaparición de 261 de 782 especies de animales (33,4%) y 39 de 153 especies de plantas (25,5%).

En contraste, los impactos de las especies nativas se asociaron con solo el 2,7% de las extinciones de animales y el 4,6% de las extinciones de plantas.

En 126 casos, las especies exóticas fueron las únicas responsables de una extinción

Antes de este estudio se creía que tanto las especies originarias como las introducidas mantenían el mismo grado de impacto en las extinciones actuales, no obstante, estos expertos han demostrado que el nivel de afectación producto de la presión de las especies invasoras es 12 veces mayor.

Es más, Tim Blackburn, director de la investigación, reafirma el gran problema que representan las especies exóticas, pues en 126 casos fueron el «único factor responsable» que ha extinguido a otra especie, aunque en otros casos han sido una de las causas de su desaparición, al lado de otros elementos.

Imagen de las características flores de la mimosa, una especie vegetal introducida | Archivo

 

Evitar la propagación de las especies dañinas o incluso exterminarlas

Blackburn apunta que los peores agentes de extinción son los depredadores mamíferos, como las ratas y los gatos salvajes, en los hábitats más afectados. Algunos de estos animales primero llegaron guardándose en botes, aunque algunos, como gatos y zorros, se han introducido deliberadamente.

En el caso de las plantas, muchas también se introdujeron intencionalmente, como especies de árboles de plantación o plantas ornamentales para jardines. Una vez en su lugar, comienzan a propagarse y amenazar la flora y fauna nativas que los rodean.

Una vez localizadas las especies que causan un terrible impacto a las nativas, deben considerarse medidas para controlar o incluso erradicar estos animales y plantas exóticas. Lo ideal es que no hubiesen llegado, por lo tanto, el equipo de investigación cree que se necesita mejorar la bioseguridad para prevenir futuras invasiones.