INVITACIÓN OFICIAL:

Únete al nuevo grupo oficial de Facebook de el Tiempo en España. Fotos, vídeos, previsión... Pincha aquí y únete!

La vida extraterrestre, más probable que nunca en Encélado

Un nuevo análisis geoquímico refuerza la idea de que bajo la corteza helada de esa luna de Saturno pueden darse todas las condiciones necesarias para la vida

Un equipo de investigadores del Southwest Research Institute, en Texas, acaba de hacer público un modelo geoquímico que revela que el dióxido de carbono (CO2) del interior de Encélado, la luna de Saturno que alberga un océano bajo su superficie helada, puede ser controlado por reacciones químicas en su fondo marino.

La actividad de Encélado, relacionada con los géiseres y la espuma marina congelada que se libera a través de grietas en el hielo, sugieren que su interior es mucho más favorable para la vida. «Al comprender la composición de los géiseres, podemos averiguar cómo es el océano, como llegó a ser así y si proporciona entornos donde la vida podría existir», afirma Christopher Glein, autor principal del estudio.

Según los investigadores, la más probable presencia de chimeneas hidrotermales en el fondo del océano global de Encélado no hace más que añadir más complejidad a la ecuación. En el fondo oceánico de la Tierra, ese mismo tipo de respiraderos hidrotermales emiten fluidos calientes, ricos en energía y cargados de minerales que permiten que prosperen ecosistemas únicos repletos de criaturas inusuales.

Es por eso, que los investigadores creen que esta interfaz dinámica de un núcleo complejo y agua de mar podría haber creado fuentes de energía capaces de sostener la vida. Y aunque no se haya hallado aún rastros de vida microbiana en el océano de Encélado, la evidencia creciente de desequilibrio químico constituye una sugerencia tentadora de que podría existir condiciones habitables bajo de la corteza helada de esta luna.

 

 

¿Encélado, la solución al cambio climático terrestre?

Por otra parte, los datos recopilados durante años por la misión Cassini de la NASA, indican que la abundancia de CO2 se explica mejor por las reacciones geoquímicas entre el núcleo rocoso de la luna y el agua líquida de su océano subsuperficial.

«Utilizando dos conjuntos de datos diferentes, hallamos rangos de concentración de CO2 que son intrigantemente similares a lo que se esperaría de la disolución y formación de ciertas mezclas de minerales que contienen silicio y carbono en el fondo marino», afirma Glein.

De acuerdo con estos hallazgos, Encélado parece ser la demostración de un experimento masivo de secuestro de carbono. En la Tierra, los científicos del clima están explorando si se puede utilizar un proceso similar para mitigar las emisiones industriales de CO2.

Más notícias de la categoria Meteo



Comentarios

envía el comentario