'Elsa' deja 3 muertos, rachas de viento huracanadas y miles de incidencias

El temporal ha dejado más de 100 l/m² en muchos puntos de la fachada atlántica del país, pero destaca la zona de Gredos con casi 300 l/m² acumulados en todo el episodio
Elsa deja muchas incidencias y graves inundaciones en muchos puntos del país | Twitter

 

La borrasca Elsa sigue castigando buena parte de la fachada atlántica peninsular. A lo largo de la madrugada de este viernes, el temporal ha acabado con tres victimas mortales en España (uno en Asturias, otro en Santiago de Compostela y otro más esta mañana en León) y otros dos en Portugal.

 

Tres muertos por el temporal en España

Según fuentes de la Policía de Puenxo, en el municipio asturiano de Aller, el fallecido paseaba esta pasada tarde del jueves por una pista forestal cuando fue sorprendido por un fuerte desprendimiento, que le dejó sepultado bajo las rocas.

La otra víctima mortal que hay que lamentar, ha perdido la vida cuando ha sido aplastado al caerle un muro encima en el Parque de Santo Domingo de Bonaval. en Santiago de Compostela. La Central de Coordinación de Urgencias Sanitarias 061 ha recibió una llamada a las 22.07 horas alertando de la caída del muro.

Y la última víctima que hay que lamentar, ha muerto esta mañana en Vegas del Condado, cuando su tractor se accidentó en una zona inundada, y a pesar que los rescataron en vida, el personal médico sólo pudo confirmar su muerte.

 

Reinosa (Cantabria) sufre la peor riada de su historia

A parte de las dos víctimas mortales, han habido miles de incidencias como nuevas inundaciones como en Reinosa (Cantábria) una de las zonas más afectadas materialmente con el desbordamiento del río Hijar, aunque sin heridos. También se han tenido que cortar muchas carreteras que han obligado a suspender clases, derrumbe de muros, caída de árboles, apagones persistentes en muchas viviendas y desvíos de vuelos.

 

 

 

 

 

 

El Miño y otros ríos se desbordan

Galicia lleva registrados casi 1.800 incidentes por el temporal, que ha provocado caída de árboles y ramas en carreteras, así como inundaciones en viviendas, garajes, cables de luz y postes caídos, etc. Un miembro del servicio de emergencias en esa comunidad resultó herido cuando trabajaba en la señalización a causa del temporal, y a primera hora se había hundido un puente en Mesón de Erosa.

En Lugo, el Miño se ha desbordado e inundado amplias zonas, con carreteras cortadas en lugares como Cervantes o Pantón, casas aisladas y suspensión de clases: aquí el temporal ha afectado sobre todo a la comarca de Terra Chá, según el presidente de la Diputación lucense, José Tomé.

 

 

En Castilla y León también hay varios ríos en alerta, como el Jerte, que se ha desbordado en la provincia de Palencia, y otros como el Bernesga (León), el Esla (Zamora) o el Pisuerga en la provincia palentina, que están en situación de alerta por las crecidas. Otros ríos que hau aumentado sus cabales considerablemente son el Támega (Ourense), el Órbigo (León), el Tormes (Ávila) y el Agadón (Salamanca).

Algo más de un millar de alumnos de la provincia de Palencia no han acudido este viernes a clase como medida preventiva por el viento, lluvia, nieve y hielo. Se han cortado varias carreteras en Castilla y León ante la crecida de los ríos; en Palencia, el desbordamiento del Carrión a su paso por Saldaña ha obligado a evacuar por precaución un colegio y un instituto de secundaria colindantes. En Barruelo de Santullán, en la montaña palentina, fue evacuada una residencia de ancianos totalmente anegada. El puente medieval de Villaescusa de las Torres se ha derrumbado sobre el río Pisuerga por la crecida del cauce.

 

 

 

 

Vientos huracanados de hasta 150 km/h y 300 l/m²

Las rachas máximas de viento, han llegado a superar los 150 km/h en muchos puntos elevados del país. La borrasca se ha desplazado de oeste a este y ha dejado a su paso precipitaciones generalizadas y fuertes.

Ya son 44, las provincias españolas afectadas y se han acumulado hasta casi 300 l/m² en algunos puntos del territorio nacional, como en Ávila o en la Sierra de Gredos. Son en general Galicia, Andalucía y la mitad occidental del Sistema Central los que están soportando las peores lluvias.

 

 

 

 

El litoral gallego también se ha visto directamente afectado por las fuertes rachas de viento. En San Nomedio (Pontevedra) ha registrado velocidades de 161 km/h, mientras que Castro Vicaludo en Oia, en la misma provincia, alcanzaba los 152 km/h y Corrubedo (La Coruña) llegaba a 132 km/h.

Las ventiscas tambiñén han afectado en muchos otros puntos como el monte Oiz, donde se han registrado 139 km/h o los 117 km/h en el cabo Machichaco o en la misma ciudad de Bilbao. El viento sigue siendo un problema en el Aeropuerto de Bilbao, donde este pasado jueves ya se tuvo que desviar dos nuevos vuelos: uno procedente de Londres y otro de Vigo. Además, este viernes se ha cancelado otro que iba a despegar desde Lisboa.

Ante todo, cabe advertir que la parte más devastadora del temporal ya ha pasado. A partir de este viernes, el protagonista será el viento, que castigará prácticamente todo el país y estará acompañado de precipitaciones en algunas provincias, pero ya mucho más débiles.