Una parte del mundo vivirá el último eclipse solar de la década y el más peligroso el día 26

Este fenómeno astronómico sucederá durante el jueves 26 de diciembre en el sur de Asia hasta Oceanía. Al tratarse de un eclipse parcial, mirarlo sin protección provocaría daños muy importantes a la vista
Vista de un eclipse solar
Entre el 25 y el 26 de diciembre, una parte de Asia y Oceanía vivirán el último eclipse solar del año | Wikipedia

El año quiere despedirse en el este asiático y en Oceanía con el último eclipse solar del año y de la década. A lo largo del próximos 26 de diciembre, la penumbra bañará las tierras de Arabia Saudita, de la India, Tailandia, Vietnam, Sumatra, Borneo, Filipinas y Australia. El eclipse anular se iniciará en Arabia Saudita a las 3 de la madrugada hora española y terminará en el Pacífico occidental pasada las 7 de la mañana.

Según los cálculos de la NASA, el fenómeno durará en una localización concreta de Asia unos 3 minutos y 39 segundos. Donde mejor se podrá ver, con los ojos protegidos, será en esos países en un arco imaginario al sur de Asia y centro de Oceanía, como el sur de la India, Sri Lanka, Tailandia, sur de Vietnam, Singapur, Malasia, Indonesia y Filipinas.

 

 

Un eclipse más perjudicial para nuestra vista que el eclipse total

Durante un eclipse anular la Luna está más alejada de nuestro planeta y se ve más pequeña que el Sol, creando un efecto visual único semejante al de un anillo dorado, o 'anillo de fuego', indican los astrónomos. De esta forma, nuestro satélite cubre parcialmente a nuestra estrella, y curiosamente se consideran más peligrosos que los solares totales o de mirar directamente al Sol.

El próximo eclipse será el segundo parcial del año y el tercer eclipse en general. Durante este tipo, el brillo del Sol no cambia de intensidad ni se vuelve más fuerte. Según los expertos, «la diferencia consiste en cuánto tiempo lo miramos. El hecho es que cuando la Luna se superpone parcialmente al Sol, en el disco solar aparece un círculo negro que hace posible 'fijar' la mirada. Por lo tanto, el ojo está expuesto a la radiación por más tiempo».

 

¿Cómo observarlo?

La radiación ultravioleta e infrarroja del Sol nos dañará la visión si nos fijamos en el astro directamente. Los primeros síntomas pasarán inadvertidos un tiempo hasta que al cabo de unos días encontraremos que perdemos la visión. Para evitar este daño, debemos observar el fenómeno solar con lentes especiales. No sirven las gafas de sol, aunque juntemos muchas. Las recomendables son la máscara de soldador de grado 14 o superior y las lentes de ISO 12312-2.



Comentarios

envía el comentario