Encuentran un cráter oculto de un meteorito que impactó hace 800.000 años

El misterioso cráter llevaba tiempo siendo estudiado y buscado por los científicos sin ningún resultado. Finalmente, un reciente equipo pudo hallar el enorme agujero oculto
El misterioso cráter llevaba tiempo siendo estudiado y buscado por los científicos | PixaBay

Hace tiempo que los científicos iban detrás del misterioso cráter de un meteorito que impactó contra la Tierra hace unos 800.000 años. Los investigadores habían encontrado restos materiales que sugerían que existía este oculto cráter y que afirmaban que tuvo lugar este brutal impacto, pero nunca encontraban el agujero. Hasta ahora.

Los materiales denominados tectitas vítreas eran las pistas que confirmaban la existencia del impacto y del cráter. Estos materiales negros sirven para datar el año de impacto, ya que se forman en el momento que hay el golpe contra la Tierra.

En ese momento, las rocas terrestres sobre las que impacta el meteorito se licuan por el intenso calor, y cuando se enfrían, se convierten en tectitas vítreas esparcidas en un amplio radio. Y eso es lo que ocurrió, durante más de 200 años, estos restos habían sido encontrados desperdigados por una amplia zona, pero sin encontrar el brutal cráter que debería haber dejado.

 

Laos fue la diana del impacto

Estas tectitas habían sido encontradas desde Indochina hasta la Antártida oriental y desde el Océano Índico hasta el Pacífico occidental. Un equipo de la Universidad de Nanyang (Singapur), intentó hallar el misterioso agujero. Se centraron en unos cráteres en el sur de China, pero los descartaron por su edad, ya que eran mucho más antiguos.

Al no encontrar un cráter que correspondiera a la fecha aproximada del impacto, se preguntaron si estaba enterrado en algún sitio. Y así hallaron el famoso cráter, en una zona al sur de Laos, bajo unos campos cubiertos por lava volcánica.

Localización de donde se encuentra el misterioso cráter encontrado en Laos | Agencias

Un enorme agujero

Una vez encontrado el misterioso cráter, y tras los resultados de los análisis, los investigadores pudieron confirmar que se trata de un enorme agujero de forma elíptica, con un tamaño de 17 km de largo, 13 km de ancho y unos 100 metros de espesor.

Estas características encajarían con el impacto que tuvo lugar hace 800.000 millones de años. Según estos datos, es uno de los mayores impactos de meteorito que ha recibido la Tierra en su ya larga historia, llegando a proyectar escombros en un 10% de todo el planeta.