ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La costa mediterránea de España puede verse afectada por un huracán los próximos años

Los ‘Medicane’ se pueden formar enfrente las costas españolas, nos han afectado algunos en los últimos 20 años, y pueden ser más por el Cambio Climático
Los 'medicanes' puden formarse enfrente las costas españolas, como la valenciana y la murciana | Archivo

 

Este fin de semana, la actualidad meteorológica rodea expectante la formación de un fenómeno torrencial con características tropicales, que amenaza las costas de Sicilia y Grecia, con grandes olas, inundaciones y fuertes vientos. Parecido a un huracán, pero con un tamaño inferior, los expertos norteamericanos en este tema lo bautizaron la pasada década como ‘Medicane’.

¿Los efectos de las tormentas tropicales en el Caribe o de los tifones asiáticos podrían suceder en el levante peninsular? Sí, puede que el próximo otoño o en algún otro año, se formen enfrente nuestras costas. Estas profundas borrascas Medicane pueden aparecer en cualquier punto del Mediterráneo, y donde hay más probabilidades es en el sureste peninsular.

Sin embargo, se tienen que dar unas condiciones muy determinadas para que se forme un temporal tan duro como el que se predice en la costa griega; aunque vaya a parecerse un huracán de categoría 1, el fenómeno mediterráneo es significativamente diferente a los ciclones tropicales.

 

Las razones de un Medicane en las costas levantinas

Nuestra borrasca con carácter tropical es una depresión profunda y de dimensiones muy reducidas. Por lo general, los que se han formado, tienen menos de 200 km de diámetro, mientras que los huracanes convencionales superan los 400 kms o llegan a 800 km.

En el inicio es similar a una borrasca típica que llega al Mediterráneo con aire frío en altura, la llamada ‘gota fría’, pero la falta de viento que la arrastre y la persistencia encima de aguas cálidas, este año récord, hacen que en el momento que coincide la depresión en superficie con el aire frío en altura se retroalimente y forme un intenso campo de viento alrededor y lluvias muy intensas, con acumulaciones de más de 200 litros.

A diferencia de los huracanes tropicales, los ‘medicanes’ pueden nacer con temperaturas del mar superiores a los 20º pero esto no está bien estudiado. En general, en otoño y por encima de los 25º es cuando se encuentran mejor. Un ciclón tropical con toda su estructura se forma sobre aguas oceánicas superiores a los 26,5º.

De hecho, nuestro Mediterráneo más cercano tiene las condiciones este inicio de otoño para que se forme uno, porque el mar está especialmente cálido y si llegase una DANA o gota fría por el oeste se podría profundizar en el golfo de Valencia, si el viento està en calma varios días, y derivar a un pequeño huracán. Son unas condiciones muy particulares difíciles de predecir y coincidir, mucha casualidad, pero totalmente posibles.

Los 'medicanes' pueden provocar viento sostenido de 120 km/h y rachas de 160 km/h | Archivo

 

Los ‘medicanes’ de las últimas décadas

En octubre de 1986 la isla de Mallorca vivió un supuesto ciclón mediterráneo. El puerto de Sóller, en el norte de la isla, registró un golpe de viento de 180 km/h. Entonces todavía no se utilizaba el actual concepto.

En octubre de 2007, entre las islas Baleares y las costas de Alicante y Murcia, un "Medicane" se situó encima del mar. Una tormenta muy grave pasaba por encima de Mallorca con 2 víctimas mortales. Frente a la costa de Alicante y Murcia, un observatorio registró un dato más que considerable. Vientos sostenidos de 50 km/h y golpes de 80 km/h. Destacamos los valores sostenidos.

En noviembre de 2011, el ‘Medicane’ Rolf fue el primer en nombrarse por la NOAA americana, entre el sureste de Francia y Cerdeña.

Imagen satélite del medicane Numa en 2017 | NASA

 

El Cambio Climático hará aumentar el número de ‘medicanes’

Las temperaturas cada vez más elevadas y de récord que se registran en los países mediterráneos también calientan las aguas. Esto es lo ha sucedido en el mar Jónico, entre Italia y Grecia, donde el verano ha sido muy cálido y la temperatura del agua del mar se encuentra, aún ahora, alrededor de los 27º, lo que ha agravado esta perturbación ya de por sí profunda.

Unas condiciones que tenemos en otoño en el Mediterráneo y que son muy parecidas a las que se dan en las zonas tropicales. Si miramos a largo plazo, el cambio climático provocará que el clima sea cada vez más extremo en la zona mediterránea con veranos muy cálidos, temperatura del mar más alta y perturbaciones más severas.

Por tanto, todo hace pensar que este fenómeno tan poco habitual llamado 'medicane' irá a más en los próximos años.