Síguenos

Las mejores fotos de meteo en Instagram

Biodiversidad en 2020: las peores amenazas y oportunidades

Los científicos y profesionales alertan de una posible plaga de hongos que matan mosquitos o de una crisis de algas marinas en 2020
Imagen de un mosquito | PixaBay

Casi dos docenas de científicos y profesionales de la conservación se han reunido recientemente para responder a la pregunta sobre las posibles amenazas y oportunidades emergentes de la biodiversidad para el 2020.

De un total de 89 temas, se redujeron a 15 tendencias emergentes que tienen un gran potencial para beneficiar o dañar a los seres vivos pero que aún no están en el radar para la mayoría de conservacionistas y de la humanidad. Los resultados han sido publicados en la revista Trens in Ecology & Evolution. Estas son algunas de las peores amenazas y oportunidades que podemos esperar para el 2020:

Cara y cruz de la celulosa

La celulosa es uno de los principales componentes de la madera. El incremento del uso de nanocelulosa para el embalaje y la construcción puede ayudar a disminuir el CO2 en la atmósfera, pero también podría aumentar la presión para convertir bosques en plantaciones desprovistas de biodiversidad y alterar el hábitat natural.

¿Mejor futuro para las abejas?

Las abejas y otros polinizadores han tenido grandes problemas últimamente debido a los cambios de uso de las tierras, incremento de pesticidas y enfermedades, entre otros. Eso ha provocado la caída en picado de sus poblaciones, especialmente de aquellas abejas silvestres y autóctonas.

El bosque como combustible

La Unión Europea ha adoptado una directiva que clasifica la madera como fuente de energía renovable y tiene planes de aumentar drásticamente la participación de las energías renovables para 2030. Pero la importación de madera a la UE des de Estados Unidos o Canadá son perjudiciales tanto desde el punto de vista del cambio climático (mayor transporte naval), como de la biodiversidad (pérdida de hábitats para aumentar la industria de la madera).

¡Garrapatas!

La garrapata asiática llegó en estados unidos en 2017, trayendo a un huésped más desagradable que más que mata a los ganados. La garrapata tolera una amplia gama de condiciones y tiene el potencial de extenderse a lo largo de las costas de América del Norte, Así como América Central y del Sur, y también en Europa.

Algas en desaparición

Los grandes bosques de algas marinas, un tipo de alga marrón, crecen a lo largo de las costas de todo el mundo, protegiendo las costas de la erosión a la vez que protegen a los peces y otras especies oceánicas. A pesar de su reputación de soportar el estrés ambiental, muchos de estos bosques de algas marinas han disminuido en los últimos años, posiblemente debido al aumento de la temperatura del océano, la contaminación, la captura y a las especies invasivas.

Agujero de ozono

Es bien sabido que una atmósfera cálida está atacando el hielo que rodea los dos polos del planeta. Lo que es menos conocido, y que los científicos solo entienden gradualmente, es como el agujero de ozono sobre la Antártida afecta esto.

El agujero de la capa de ozono se ha reducido los últimos años, pero esta alteración podría contribuir a cambios en el viento y otros patrones climáticos sobre el polo sur, haciendo que se derrita más hielo antártico, aumentando el nivel del mar y amenazando aún más las comunidades costeras y el hábitat.

Presas hídricas

Las pequeñas presas hídricas se están volviendo cada vez más populares a las comunidades locales en Asia y en otros lugares. Estas construcciones interrumpen el flujo de los ríos y el movimiento de los sedimentos, alterando el hábitat de peces y plantas. La construcción de más de 80.000 presas pequeñas hace necesario comprender mejor los posibles impactos ecológicos para minimizar los daños ambientales.

Hongos mata-mosquitos

A medida que los insecticidas convencionales se vuelven menos efectivos para matar mosquitos portadores de malaria debido a la evolución de su resistencia. En este sentido, los científicos están buscando alternativas innovadoras, como por ejemplo, un hongo que infecta mosquitos y que ha sido modificado genéticamente para producir una toxina que se encuentra en el veneno de una araña.

Este control biológico podría beneficiar la biodiversidad al trabajar de forma sinérgica y reducir el uso de insecticidas convencionales. Sin embargo, también podría causar problemas al afectar a otros organismos.

Acuicultura circular

La piscicultura oceánica puede producir grandes cantidades de alimentos, pero requiere mucha agua y puede contaminar el medio ambiente con nutrientes y otros productos químicos. Si se abordan estos factores, las granjas podrían ayudar a impulsar el suministro de peces oceánicos de una manera más sostenible que los enfoques convencionales.

Úteros artificiales biológicos

Entre los últimos avances en reproducción asistida está el desarrollo de úteros artificiales. Aunque todavía está en sus primeras etapas, dicho dispositivo podría usarse potencialmente para aumentar la capacidad reproductiva de los mamíferos en peligro de extinción en los casos en que la disponibilidad de hembras para gestar es un factor limitante para la reproducción.

La medicina tradicional

La medicina tradicional asiática está volando alto y sigue en crecimiento en el mercado. Si eso es bueno o no para la salud humana, las implicaciones para las especies en peligro de extinción son una preocupación porque algunos tratamientos requieren la captura de dichas especies amenazadas.