Aviso especial AEMET: La violenta borrasca Elsa barrerá media España

El viento fuerte y las lluvias volverán a ser los protagonistas a partir especialmente de la tarde del miércoles, 18 de diciembre, y hasta el sábado
El nuevo temporal de viento, lluvias y mar será muy importante | EFE

 

El tren de perturbaciones provenientes del Atlántico no para de azotar España y ahora es el turno de la borrasca Elsa, que, especialmente a partir de la tarde del miércoles, 19 de diciembre, y hasta el sábado nos traerá un violento temporal con fuerte viento y lluvias en gran parte del país, especialmente en el centro y norte.

En este sentido, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido un aviso especial alertando del tiempo muy complicado que se presenta estos próximos días en la península y en Baleares. Solo las Canarias se librarán de esta situación.

El viento, el gran protagonista

Las fuertes rachas de viento serán presentes y muy protagonistas en gran parte del país a lo largo de los próximos días, con alertas generalizadas de color naranja y amarillo. Se prevén rachas superiores a los 100 km/h en toda la mitad oeste y centro peninsular, superándose los 120 km/h en las zonas de montaña.

El vendaval también llegará, en menor medida, al este peninsular. Con una situación tan complicada, el estado del mar también se verá muy alterado en gran parte de la costa española, pero especialmente en Galicia y Golfo de Cádiz, donde las olas pueden alcanzar los 5 metros de altura.

 

Mapa de alertas, la mayoría por fuerte viento, para el próximo jueves | Aemet

 

Lluvias bastante generalizadas

La borrasca Elsa nos enviará varios frentes muy activos con lluvias abundantes y generalizadas, desplazándose de oeste a este. Las precipitaciones más persistentes e importantes se darán en Galicia, mitad oeste del Sistema Central y sur de Andalucía, donde localmente se superarán los 100 l/m². La lluvia será más discreta en el valle del Ebro, Cantábrico oriental y Mediterráneo.

En cambio, la nieve no será noticia estos días, debido a que la cota se mantendrá alta, por encima de los 1.500 metros, aunque puntualmente bajará hasta los 1.200 en el Cantábrico y Pirineos. El temporal irá remitiendo a partir del sábado con una normalización de la situación.