Gran sorpresa por la proximidad de un asteroide no identificado por nadie hasta minutos antes de la llegada

El bólido espacial sobrevoló el sur de África a una altura de 6.200 km, mucho más baja de la que se localizan los satélites geoestacionarios
Un asteroide se aproximó mucho a la Tierra el jueves sin que los astrónomos lo descubriesen | Pixabay

Un asteroide amenazó la Tierra de muy cerca y solo fue detectado en la pasada mañana del 31 de octubre, a menos de una hora antes de que la roca llegara a nuestro planeta. A pesar de que era pequeño, este suceso demuestra una vez más la vulnerabilidad ante un posible impacto de bólidos a la que estamos expuestos, a pesar de los esfuerzos de las agencias espaciales para detectarlos a tiempo.

La agencia rusa RT explica que este objeto espacial, denominado como COPPEV1, fue descubierto inicialmente por el observatorio norteamericano Catalina Sky Survey y luego por otros observatorios del mismo país. La roca del tamaño de una camioneta o hasta un autobús se acercó a solo 6.200 km de la superficie terrestre, viajando a toda velocidad por encima del sur de África.

 

 

Pasó por delante de algún satélite de telecomunicaciones sin que nos enterásemos

A 43.452 km/h rozó la atmósfera de nuestro planeta y se alejó sin que apenas nos diésemos cuenta. Pasó por una zona mucho más próxima a la Tierra que nuestros satélites de telecomunicaciones que orbitan nuestro planeta a 36.000 km, mientras que la Estación Espacial Internacional se encuentra a unos 400 km de altitud.

Por suerte, los investigadores estiman que el tamaño del asteroide era de entre 2 y 7 metros, un objeto poco peligroso si hubiera impactado contra la Tierra, pero inquieta que no se haya podido localizar hasta que estaba encima nuestro. Los sistemas de detección de la NASA y la ESA fueron insuficientes para alertar su aproximación. Servirá de precedente para mejorar la vigilancia de estos objetos espaciales sorpresivos.