El 2020 arrancará con más frío y tiempo inseguro en el área mediterránea y Cantábrico

La situación anticiclónica cambiará a principios de año con la llegada de una perturbación que traerá más frío y lluvias en la vertiente mediterránea y en el cantábrico oriental
El tiempo inseguro y con lluvias ganará protagonismo a partir de 2020 | pixabay

Después de días y días sin pocos cambios meteorológicos y con un fuerte anticiclón sobre la península que nos ha traído bonanza, mucho sol y también nieblas, parece que para a inicios de año el tiempo va a cambiar.  

La llegada de una bolsa de aire frío en altura hará que el tiempo sea inseguro en sectores mediterráneos y cántabros, mientras que por otro lado hará que en todo el país la temperatura baje recuperando valores más típicos de invierno.

De momento pero, los últimos días del 2019 la situación anticiclónica continuará siendo la protagonista en todo el país, con el predominio de los cielos despejados y sin lluvias. Lo más significativo seguirán siendo las nieblas en la Meseta e interior del nordeste peninsular, localmente persistente especialmente en el valle del Ebro e áreas próximas.

También en sectores mediterráneos se esperan brumas matinales y nubes bajas tanto el lunes como el día de Fin de Año. Estas nubes serán más rotas y menos compactas durante las horas centrales del día. En Canarias el sol predominará estos días con posibles calimas, sobre todo en las islas orientales.

Mapa de previsión para este lunes | AEMET

 

Cambios en 2020

Los cambios empezarán a llegar a partir del Año Nuevo, el día 1 de enero de 2020 en el sector mediterráneo y en el Cantábrico oriental. Aumentará la probabilidad de lluvias, sobre todo en el área cántabra, ampliándose el día 2 a zonas próximas al litoral del nordeste peninsular, Baleares y Comunidad Valenciana.

La situación final de esta bolsa de aire frío marcará la dinámica de las lluvias. De momento los dos grandes modelos meteorológicos no la posicionan de igual manera, así que se tendrá que ir siguiendo la situación para acabar de precisar donde lloverá más y cuando.

En el resto del país, la situación cambiará poco, con tiempo soleado y nieblas de nuevo en la Meseta y valle del Ebro, donde serán localmente persistentes. En Canarias tampoco notarán muchos cambios, manteniendo la posibilidad de calimas.

Previsión de lluvia para el sábado 4 de enero al mediodía | GFS / Meteociel

Adiós al anticiclón a finales de semana

Durante los días siguientes, el viernes, sábado y domingo, los modelos de predicción muestran una tendencia a que el anticiclón, responsable de la situación de estabilidad atmosférica, comience a debilitarse. Las nieblas serán menos persistentes y aumentará la probabilidad de lluvias, especialmente en el área mediterránea y en el noroeste y área cantábrica.

En este sentido, las lluvias durante el viernes y el sábado se extenderán en sectores del noroeste y resto del Cantábrico, así como en el Mediterráneo, mientras que el sábado podrían llegar también en otros puntos de la mitad este y mitad norte con posibles nuevas nevadas en sectores de montaña. De cara el domingo las lluvias se concentrarían en el levante peninsular.

En Canarias los cambios no se esperan hasta el domingo, día en que probablemente el viento del este tienda a establecerse de norte, descendiendo las temperaturas y aumentando la probabilidad de lluvias.

 

Más frío

A partir de la llegada de la bolsa de aire frío y del debilitamiento y retirada del anticiclón, llegarán masas de aire más frío que harán recuperar las temperaturas propias de enero. De este modo, aparte de iniciar un 2020 más inseguro, también se abrirá la puerta al tiempo invernal con la bajada de termómetros en todo el país.

Incluso, puntualmente las temperaturas para finales de semana quedarán por debajo de la media habitual, y podrían prolongarse hasta pasado Reyes. Deberemos usar de nuevo el abrigo durante todo el día.