Sigue la calma el jueves, pero con pequeños cambios en el tiempo

Este 26 de diciembre, el viento del norte y noroeste soplará más intenso en el tercio norte y disolverá más las nieblas en el nordeste con bajada clara de las temperaturas
Pese a pequeños cambios, la calma continúa este jueves | Archivo

 

Si con solo los primeros días de Navidad ya habéis aburrido la niebla espesa en las mesetas y en los valles o el ambiente atípicamente caluroso, les informamos de un pequeño alivio: este jueves 26 de diciembre la atmósfera sobre la península recobrará movimiento porque la cuña anticiclónica se desplaza hacia el noroeste y nos enviará aires continentales más fríos y limpios.

Aunque la estabilidad seguirá este jueves y los cielos seguirán poco nubosos, el tiempo cambiará en el sentido que reaparecerán las rachas de cierzo y tramontana en Navarra, Aragón, Cataluña y Baleares, el norte también apretará en la cornisa cantábrica, y las nieblas persistentes en amplias zonas se reducirán o desaparecerán. Puede que incluso esté nuboso y llueva un poco en los Pirineos, en el oeste de Galicia y País Vasco.

En Canarias, intervalos de nubes delgadas tendiendo a poco nuboso, y probabilidad de calimas en islas orientales. En cuanto a las temperaturas, el viento hará descender los termómetros en el tercio norte peninsular, y entorno de los Sistemas Central e Ibérico. En general las diurnas se mantendrán en valores superiores a los habituales para la época, pero el calorcillo no será tan exagerado como este miércoles de Navidad.

 

Mapa de previsión para este jueves | Aemet

 

Últimos pasos del 2019 con suavidad y buen tiempo

Los próximos días continuará la situación anticiclónica en todo el país, sin presencia de nubes importantes que dejarían precipitaciones. Lo más destacado será que cuando encalme el viento el viernes 27, las nieblas y nubes bajas en ambas mesetas e interior del nordeste peninsular volverán a instalarse muchas horas al día.

Las temperaturas, nocturnas y diurnas, se mantendrán con unos valores claramente superiores a los habituales para pleno invierno, excepto en las zonas donde las nieblas no se disipen, donde reinará un ambiente gélido y de cencelladas.

Los mapas del tiempo muestran una tendencia a que los frentes atlánticos no vayan a visitarnos hasta 2020 y las temperaturas podrían ir bajando progresivamente, hasta unos valores más comunes de enero.